Un Diego auténtico

Diego Maradona vibró con la Selección: se sacó fotos con todos los que se acercaron al palco, bailó con una simpatizante nigeriana, imploró al cielo cuando Argentina no ganaba y luego agradeció, revoleó la remera (con un distintivo de México 86) para festejar, se “amigó” con Cóppola y al final se le bajó la presión, por lo que tuvo que retirarse con ayuda.