Inicio Deportes Un golpe más de la pandemia

Un golpe más de la pandemia

PENALES SUSPENDE PROVISORIAMENTE LOS ENTRENAMIENTOS

La pandemia de coronavirus afectó directa e indirectamente a todos. Los clubes pampeanos sufrieron el prolongado parate y muchos de ellos apenas pudieron subsistir con las ayudas estatales que llegaron desde el Gobierno provincial y el nacional, con subsidios o diferentes programas que sirvieron para atenuar las consecuencias económicas de la inactividad.
Cuando en La Pampa se reabrieron las puertas de las instituciones deportivas para volver a los entrenamientos bajo los correspondientes protocolos, la maquinaria de los clubes comenzó a funcionar nuevamente y, en algunos, la situación se fue aclarando.
Sin embargo, algunas instituciones aún siguen sufriendo el impacto indirecto del Covid-19, especialmente por la imposibilidad de realizar las actividades que mes a mes le permitían abastecer sus arcas con el objetivo de cumplir con el pago de su personal.
Uno de esos casos es el del Club Deportivo Penales, que ante la imposibilidad de costear el pago a los profesores y la baja recaudación por las cuotas de actividad, sumadas a que todavía no hay un torneo oficial a la vista para jugar, decidió suspender provisoriamente los entrenamientos de fútbol de divisiones inferiores.
«Estimados socios: Esta pandemia nos enfrenta a un enemigo común y nos ataca a todos sin excepciones, especialmente en lo económico, tanto individual como colectivamente», comunicó el club en sus redes, para luego explicar su situación particular.
«Nuestro querido club tiene obligaciones impostergables como los salarios del personal y de los profesores de fútbol, que son solventados por el pago de las cuotas de socios y actividad. Sin esa garantía no podremos continuar, ya que a la fecha sólo un 15% de los padres se han acercado al club para abonar; por lo tanto hemos decidido no continuar con fútbol de inferiores hasta tanto no se regularice la situación de cada jugador. De esa manera podremos afrontar los respectivos sueldos al cuerpo técnico», manifestaron desde la institución santarroseña.
«Hasta antes de la pandemia el club respondía con los gastos que eran necesarios para cumplir, pero en este momento y dadas las circunstancias que estamos viviendo; no podemos seguir sin el pago de las cuotas al día. Desde ya, agradecemos su comprensión», cerraron.

Sin recursos.
«Lo de las cuotas es un tema de vieja data. Siempre es difícil cobrar la totalidad, aún en tiempos de actividad normal», se lamenró ayer el presidente del Deportivo Penales, Silvio Flores, al ser consultado sobre esta decisión tomada por el club.
«Los clubes grandes más herramientas para recaudar y solventar sus gastos de funcionamiento y profesores, pero en los chicos como nosotros es muy complicado, y ahora con esta situación eso se potencia», agregó el ex futbolista, quien reconoció que en total «deben haber pagado menos del 15%» de las cuotas de fútbol, que son su principal ingreso para abonar los sueldos de los profesores que llevan adelante la disciplina.
«El único ingreso extra que teníamos era por alguna actividad que realizábamos en el club para juntar dinero, pero ahora tampoco la podemos hacer. La verdad es que si no era por la ayuda del Gobierno era muy complicado seguir funcionando», explicó Flores, a la vez que recordó que estaban tratando de cambiar parte del techo del gimnasio para que esté en condiciones óptimas para realizar actividades.

Sin fútbol.
En cuanto a la decisión de suspender las prácticas para las divisiones inferiores, Flores explicó que tiene que ver con diferentes cuestiones, entre ellas la incertidumbre sobre lo que ocurrirá con el fútbol de la Liga Cultural, cuyos clubes se reunirán esta semana para definir los pasos a seguir luego de la habilitación para realizar entrenamientos «reales» a partir del 7 de septiembre.
«Cuando en La Pampa se habilitaron los entrenamientos recreativos volvimos con algunos chicos y hasta ahora cumplimos con el pago a los profes, que aunque sea recreativo tienen que cobrar igual. Pero ahora ya no podemos reunir ese dinero y ellos lo entendieron», relató el presidente de la institución.
«Además, como por ahora no se sabe si vamos a tener fútbol oficial, decidimos hacer este parate por ahora, hasta que se normalice la situación», agregó el dirigente del Carcelero, que había regresado a las prácticas con poco más del 50 por ciento del plantel de inferiores y, por ahora, sin indicios de volver con el equipo de Primera División.
«Vamos a ver qué pasa la semana que viene, qué se resuelve con respecto a los torneos, porque por ahí se cierra definitivamente el año futbolístico y tenemos que pensar directamente en el año que viene», cerró Flores, que reconoció que ve «muy difícil» que se juegue un torneo de Primera División por la realidad de la mayoría de los clubes.