Un partido politizado

DOS GOLES DE MESSI PARA BARCELONA

El Barcelona goleó por 3-0 a Las Palmas, en un politizado partido por la séptima fecha de la Liga de España que desató una crisis institucional con la renuncia de su vicepresidente institucional, Carles Vilarrubí, en desacuerdo con jugar con las puertas cerradas del Camp Nou a raíz del clima de tensión y violencia que rodeó al referéndum independentista de Cataluña.
El equipo de Ernesto Valverde se mantuvo como líder ideal (21 puntos en siete fechas) por un gol de Sergio Busquets y un doblete del argentino Lionel Messi, que se afianzó como máximo anotador de la temporada con once conquistas en una jornada que tuvo el aspecto deportivo en un claro segundo plano.
El Barcelona planteó la posibilidad de suspender el juego por lo sucedido durante el desarrollo del referéndum por la independencia catalana, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional de España e igualmente rechazado por el Gobierno español (ver página 6), pero finalmente se jugó.
El plantel salió al campo de juego enfundado en una camiseta de entrenamiento con los colores de Cataluña, pero disputó el partido con la tradicional “blaugrana”. Por su lado, Las Palmas se bordó especialmente la bandera de España en su atuendo como mensaje en defensa de la unidad de España.
El histórico partido tuvo, además de Messi, otros tres argentinos en la cancha: Javier Mascherano en el equipo local y el arquero Leandro Chichizola más el delantero Jonathan Calleri en la visita. (Télam)