Inicio Deportes "Una experiencia que valió la pena"

«Una experiencia que valió la pena»

MARIANO ACEBAL NO SEGUIRA TRABAJANDO DE COMISARIO DEPORTIVO

El piquense Mariano Acebal anunció que después de más de 10 años no seguirá trabajando de comisario deportivo en las categorías Turismo Nacional (TN) y Súper TC2000. «Es una decisión que la venía pensando, y se concretó hace poco. Me dedicaré a trabajar en la inmobiliaria, ser comisario deportivo fue otra etapa de mi vida», dijo.
El pasado domingo, Acebal visitó junto a dos de sus colaboradores el Autódromo Provincia de La Pampa, ubicado cerca de Toay, para participar con su Ford Escort de las pruebas comunitarias del Zonal 2000, categoría en la que el año pasado mostró dio pelea por los primeros lugares.
Acebal, que el fin de semana fue uno de los deportistas que cumplió a rajatabla con el protocolo que dispuso el Gobierno de La Pampa por la pandemia del coronavirus, aprovechó el máximo las tandas libres con el objetivo de corregir distintos aspectos de su auto.
Tras reconocer que hoy el Zonal 2000 es la categoría que le permite desarrollar la pasión que lo acompaña desde niño, como es el automovilismo, dijo que regresar a las pistas después de varios meses «es una gran alegría». «Tenía que probar, sentarme en el auto porque me gusta, y porque necesitábamos chequear la potencia del motor, que es propio».
En el 2014, cuando Acebal ya no seguía corriendo en el Top Race, siguió ligado al automovilismo desde otro lugar: como comisario deportivo. Trabajó en las categorías más importantes del país, transmitiendo su experiencia después de muchos años como piloto, y aprendiendo a tomar decisiones que casi siempre son controversiales».
-¿Qué te llevó a dejar de trabajar como comisario deportivo nacional?
-Trabajar de comisario fue una experiencia que valió la pena, y decidí que es hora de viajar menos, de estar más con mi familia y dedicarme a pleno a una inmobiliaria de Pico. Quizás vaya a algunas carreras nacionales, pero para disfrutar no para trabajar.
-¿Cómo la pasaste en los años de comisario deportivo?
-Estuvo bueno, pasó a ser mi trabajo y lo hice con responsabilidad. La tarea de comisario tiene sus cosas que desgasta. Es como ser árbitro de fútbol.
-Qué sumaste más, ¿amigos o enemigos?
-Como comisario sumé más enemigos que amigos, pero no pasa nada. Cuando se decide sobre una maniobra, uno de los dos pilotos debe ser sancionado, y casi siempre queda disconforme.
-¿Le cuesta reconocer los errores a los pilotos?
-A los pilotos, en su gran mayoría, les cuesta reconocer los errores que cometen durante una carrera. Cuando un corredor hace una maniobra no permitida, después están los jueces, los comisarios para actuar, para juzgar. Guste o no así funciona. Algunos pilotos con el tiempo se dan cuenta que se equivocaron, otros siguen manteniendo la postura.
-¿Trabajar de comisario en una categoría nacional es lo mismo que en una zonal?
-La tarea es casi lo mismo, aunque más complicadas por los medios para decidir sobre un toque. Por ejemplo, en las categorías zonales hay más herramientas, uno tiene muchos monitores para ver las maniobras, cosas que no suele pasar en las zonales.

La trayectoria.
Acebal (41 años) tuvo una larga trayectoria en el automovilismo zonal y nacional. A los 11 años, comenzó a correr en kárting hasta que se coronó campeón en varias categorías. Después, en la Fórmula Renault Argentina también se dio el gusto de conseguir el título, e incursionó en la Fórmula Renault Europea.
En 2003 desembarcó en el TC Pista, y desde el 2006 al 2008, se dio el gusto de competir en el Turismo Carretera, con una Chevy. A partir de 2009 y durante tres temporadas, corrió en el Top Race V6 para luego colgar el buzo. Tras varios años inactivo, Acebal regresó el año pasado al Zonal 2000.