Inicio Deportes Una maratón pasada por agua

Una maratón pasada por agua

El bragadense Miguel Bárzola y la pilarense Daiana Ocampo triunfaron en la 36º Maratón Internacional A Pampa Traviesa, que se disputó ayer bajo la lluvia por calles de esta ciudad, y que fue válida por el Campeonato Nacional de los 42,195 kilómetros.
La competencia, que fue organizada por la Municipalidad de Santa Rosa y fiscalizada por la Federación Atlética Pampeana, se realizó con estricto control sanitario por la pandemia del coronavirus.
Bárzola se impuso con un tiempo de 2 horas, 17 minutos y 28 segundos, escoltado por el entrerriano Martín Méndez, con 2h18m40s, y el cordobés Pedro Luis Gómez, con 2h20m42s.
Alrededor de 200 mujeres y hombres llegaron a la capital pampeana ilusionados en poder realizar la marca mínima que los depositara en la cita deportiva más importante del mundo, los Juegos Olímpicos de Tokio, sin embargo el clima jugó esta vez una mala pasada: durante toda la mañana y parte de la tarde llovió sin parar, que generó que algunas calles del circuito estuvieran llenas de agua que complicó aún más el transitar de los atletas.
Si es habitual que los y las maratonistas no puedan conciliar el sueño la noche previa a una maratón por la ansiedad y los nervios, para esta edición de la tradicional prueba la mayoría llegaron si haber podido descansar lo suficiente al escuchar la lluvia. «Sabía que si la tormenta no se cortaba, se iba a complicar, y así sucedió», indicó Bárzola ya más distendido entre sus compañeros, después de un triunfo que no hizo más que rarificar su excelente historial.
Bárzola, que reside en España, salió decidido a respetar su plan de carrera, por ese motivo no se desesperó por ocupar el primer lugar en el pelotón, y recién pasó a dominar después de los 30 kilómetros, cuando el cuerpo comienza a pasar factura del enorme esfuerzo que requiere esta prueba.
En la primera parte de la competencia marcaron el ritmo el bonaerense Luis Molina, Méndez, el tresarroyense Ulises Pedro Sanguinetti y el neuquino Javier Carriqueo, aunque este último atleta abandonó. Más atrás el pelotón se fue disgregando, y entre los pampeanos Alfredo Aguirre trataba de no perder su ritmo y se mantenía entre los diez primeros.
Méndez no tardó en trepar al primer puesto, y mientras las piernas le respondieron mantenía una buena diferencia con respecto a Bárzola, que no aflojó y que tomó ese lugar cuando restaban poco más de ocho minutos para finalmente festejar una victoria, pero sin poder hacer la marca que él pretendía.
Cuarto quedó Sanguinetti, con un registro de 2h22m50s, quinto, el bonaerense Lucas Báez, con 2h22m59s, sexto, Diego Balmaceda, con 2h26m08s, séptimo, el trelewense Gerardo Haro, con 2h30m33s, octavo, Alejandro Monin, con 1h30m42s, noveno, Ignacio Díaz, con 2h31m15s, y décimo, José Sánchez, con 2h31m35s.
En tanto que Simón Cabrera y Alfredo Aguirre (decimosegundo en el Nacional) fueron los mejores pampeanos en la maratón al ubicarse decimoquinto y vigésimo, respectivamente. Cabrera, de Santa Rosa, marcó un tiempo de 2h38m01s, mientras que Aguirre, oriundo de Macachín y radicado en Santa Rosa, registró 2h41m32s.

Ocampo, de punta a punta.
La pilarense Daiana Ocampo se impuso de punta a punta en la media maratón de A Pampa Traviesa, estableciendo una marca de 2 horas, 31 minutos y 41 segundos. La escoltaron la cordobesa Rosa Godoy, con 1h48m29s, y la marplatense Karen Celas, con 1h49m06s.
Ocampo, tal como es su estilo, se esforzó hasta el final, aunque sabiendo que la marca no iba a ser la esperada. Al cruzar la llegada, la bonaerense apenas se mantenía en pie por el dolor en sus piernas y por el cansancio.
El cuarto lugar fue para la bonaerense María Belén Iardino, con 2h49m43s, y quinta, Yamila Maidana, que con un tiempo de 2h57m23s fue la mejor pampeano, en su debut en esta distancia.
El sexto puesto quedó en manos de la achense Marina Schwemmer, que estableció un registro de 3h06m41s, séptima fue la porteña Carolina Torres, con 3h08m04s, octava, la platense Karina Garnica, con 3h09m41s, novena, Natalia Albornoz, con 3h15m47s, y décima, Luciana Lucero, con 3h16m14s.

«Una sensación agridulce».

Daiana Ocampo aseguró que le quedó una sensación agridulce tras ganar ayer la Maratón Internacional A Pampa Traviesa. La vencedora de los 42K llegó muy dolorida de sus piernas, tal fue así que luego de cruzar la línea de llegada no accedió a ninguna entrevista. Recién habló después de bajar del podio, caminando con dificultad y con lágrimas en sus ojos dijo: «Traté en todo momento de mantener el ritmo, pero se hizo imposible poder correr como lo esperaba por la lluvia y por los charcos que se hicieron en diferentes partes. Fue pisar agua todo el tiempo».
«No puedo decir que me fue bien porque no hice la marca que aspiraba, fue una verdadera pena por el esfuerzo que hice durante la preparación. Pero así son las cosas, y uno las debe aceptar», enfatizó.
Contó que durante el tiempo que estuvo aislada por el Covid entrenó tres meses en la cinta, y que después siguió la preparación de forma solitaria. «Tengo que ser sincera, estoy conforme, pero no totalmente feliz. Me quedó una sensación agridulce».
Destacó el protocolo sanitario por el coronavirus. «Hisopar a los atletas para entregarles el chip fue una gran medida de seguridad para todos. El trabajo que hicieron no hace más que demostrar que se pueden hacer las competencias».
Consultada sobre su futuro, Ocampo respondió: «Seguir trabajando a la espera de otra oportunidad. Además, creo que todavía tengo chance de ganarme un lugar para Tokio por el ránking nacional».

«Tengo mala suerte».

«Estoy un poco enojado, tengo mala suerte con las maratones por el clima que no me acompaña», dijo el bonaerense Miguel Bárzola luego de ganar ayer la Maratón Internacional A Pampa Traviesa.
El atleta oriundo de Bragado manifestó en diálogo con LA CHUECA: «Estoy contento por ganar el campeonato argentino, pero no hice la marca que esperaba realizar por la lluvia. Salí a correr pensando en realizar un buen tiempo, pero fue imposible poder cumplir con el plan que venimos».
Reveló que desde los siete u ocho kilómetros su ritmo no fue el esperado porque se le enfriaron las piernas, y le afectó muscularmente. «Yo esperaba un día sin lluvia, con un poco de viento. Con otras condiciones, hubiera sido diferente mi rendimiento».
Opinó que el circuito es rápido, pero que en esta ocasión no sirvió de mucho por el agua que se acumuló en las calles. comentó que los atletas vienen de vivir un año difícil por el coronavirus como toda la gente, y agregó: «Por suerte he tenido un gran apoyo de la familia, recibí las fuerzas necesarias para poder entrenar, para venir con una excelente preparación. Por esta razón tenía mucha confianza en no sólo ganar, sino lograr una buena marca».
Bárzola aseguró que descansará unos días, mientras que planificará su futuro. «Por el momento quiero disfrutar de este nuevo título».

«Una linda experiencia».

El atleta de Santa Isabel Darío Morales participó de los 21 kilómetros de A Pampa Traviesa representando al Consejo Provincial del Aborigen, de la Comunidad Ranquel, al igual que Martín Cabral.
Morales, que terminó 54, contó que volvió a disputar la tradicional competencia después de ocho años, y que poder vivir otra vez esta prueba fue una linda experiencia. «Nosotros recibimos el apoyo necesario para poder participar de este gran evento deportivo, y estamos contentos».
El atleta del oeste pampeano recordó en diálogo con LA CHUECA que la última vez que participó de A Pampa Traviesa fue hace alrededor de ocho años, también en los 21 kilómetros. «En ese entonces había registrado un tiempo parecido al que hice hoy (1h27m11s), quiere decir que sigo en un nivel parecido».
Agregó que llegó en buenas condiciones a la línea de llegada, pese al esfuerzo que significó la carrera. «Me sentí muy cansado a los siete kilómetros, pero después me pude recuperar. La lluvia me afectó mucho, como a otros atletas».
Morales dijo que entrena junto a Cabral en Santa Isabel, siguiendo un plan de trabajo del atleta Armani de 25 de Mayo. «Entrenamos solos por caminos de nuestro pueblo, le ponemos muchas ganas».
Martín Cabral, por su parte, terminó 72, con un registro de 1h30m56s.

«Me siento muy feliz».

Pese al esfuerzo y al cansancio, Yamila Maidana cruzó la línea de llegada con una sonrisa en su rostro, y no era para menos, en sus primeros 42 kilómetros de A Pampa Traviesa se dio el gusto de ubicarse quinta.
La santarroseña venía pensado en esta distancia desde hace varios años, y faltando muy poco para disputar la tradicional competencia decidió dar el gran paso, se animó y el resultado fue esperanzador.
Maidana, que estableció una marca de 2 hora, 57 minutos y 23 segundos, quedó feliz por su desempeño, y reiteró con más fuerzas que nunca que su aspiración para los próximos años será ser una atleta olímpica.
«Estoy muy feliz, emocionado por el resultado que conseguí. El quinto lugar que logré fue algo inesperado, algo histórico para mí», dijo la atleta santarroseña en diálogo con LA CHUECA.
Yamila recordó que en esta carrera se propuso vivir una experiencia distinta. «Quería disfrutar la maratón, saber qué se siente correr tantos kilómetros».
-¿Cómo viviste la carrera?
-La disfruté desde el kilómetro uno hasta los 42. Fue una experiencia muy linda, me sirve de cara al futuro. Me motiva para continuar corriendo maratones. Siempre dije que quiero ser una maratonista olímpica. Este es mi gran sueño».
-¿Quedaste satisfecha con la marca que hiciste?
-La marca fue mejor de lo esperado. Nunca imaginé que podía correr en este ritmo, y puedo asegurar que me sentí cómoda. Obvio que no subestimo la distancia, y sé que en algún momento me pasa factura. Fue una experiencia plena e inolvidable. Me siento sin palabras y todavía no puedo creer lo bien que corrí.
-¿En qué momento sentiste el esfuerzo?
_En el kilómetro 40 sentí la exigencia física, las piernas comenzaron a pesar, pero gracias a Dios pude mantener el ritmo.
-¿La lluvia te afectó?
-Corrí disfrutando la lluvia, a mí nivel no me perjudicó. Con el correr de los kilómetros fue emocionante lo que viví, me relajé por completo. Me decidí a participar de esta competencia en los últimos días, por lo tanto no llegué con ninguna presión.
La atleta agradeció el apoyo que recibió de la gente durante la carrera. «Al sentir el cariño, me fortalecí. Te reitero, viví algo inolvidable».

Muñoz triunfó con record.

El atleta de Esquel Euslalio Muñoz y la cordobesa Dahyana Patricia Juárez se impusieron en los 21K de la Maratón Internacional A Pampa Traviesa, disputada ayer por calles de esta ciudad, con punto de partida y llegada frente al palacio municipal.
Muñoz y Juárez dominaron la carrera de punta a punta, en una carrera en la que llovió todo el tiempo, inclusive por momento de forma torrencial que afectó el rendimiento de los atletas.
Muñoz completó la media maratón con 1 hora, 04 minutos y 18 segundos, tiempo que se convirtió en un nuevo récord para esta competencia. El podio se completó con el jujeño Miguel Maza, con 1h07m37s, y con el chacabuquense Mauro Rozza, con 1h09m27s.
«Fue una carrera difícil por el clima, pero es lo que nos tocó y nada podemos hacer», señaló Muñoz poco después de que el subsecretario de Deportes del Gobierno de La Pampa, Ceferino Almudévar, le bajara la bandera.
El chubutense admitió que si bien quedó satisfecho con la marca que hizo, es consciente de que podía haber corrido mejor aún. «El clima nos condicionó un poco, por suerte pude demostrar toda la preparación que hice para esta carrera. Me siento contento con este triunfo porque esta es una maratón con mucho prestigio».
El porteño Hernán Granja ocupó el cuarto puesto, con un registro de 1h11m32s, quinto terminó el cordobés Marcos Ariel Salas, con 1h12m23s, sexto, el bonaerense Leonel Jarrín, con 1h12m38s, séptimo, el carhuense Cristian Cabrera, con 1h12m39s, octavo, el bonaerense Maximiliano González Maffeo, con 1h12m44s, noveno, el puntano Mario Rosales, con 1h13m19s, y décimo, el bahiense José Sallago, con 1h13m16s.
Los pampeanos.
El santarroseño Eduardo Záccara fue el mejor pampeano ubicado en esta distancia con el decimoséptimo lugar, con un registro de 1h16m35s. En tanto que Federico Braum terminó vigésimo tercero, con 1h18m52s, Claudio Pérez, vigésimo cuarto, con 1h19m11s; Wálter Cabrera, vigésimo sexto, con 1h19m34s, Gustavo Alzugaray, trigésimo primero, Lucas Andiarena, vigésimo sexto, con 1h22m37s, Guido Ballestero, vigésimo noveno, con 1h23m15s, Fernando Videla, cuadragésimo, con 1h23m21s, y Brian Parramon, cuadragésimo cuarto, con 1h23m57s.

Imparable.
La cordobesa Dahyana Juárez dominó en los 21 kilómetros desde el inicio y con un ritmo que le permitió escaparse con relativa facilidad con el pelotón.
Juárez registró un tiempo de 1 hora, 17 minutos y 37 segundos, escoltada por la porteña Luisa Páez, con 1h23m02s, y la chubutense Karina Neipán, con 1h23m44s. Cuarta se posicionó Maira Andrés, con 1h28m19s, sexta, la puntana Andrea Quiroga, con 1h29m15s, sexta, la santarroseña Verónica de La Nava, con 1h30m25s, séptima, Pamela Araneo, con 1h30m47s, octava, la marplatense Lucía Bagaloni, con 1h31m20s, novena, la santarroseña Josefina González, con 4m27s, décima, la puntaba Carla Tatiana Dutrey Aguilera, con 1h34m13s, decimoprimera, la cordobesa Beatriz Nicollier, con 1h34m47s, decimosegunda, la piquense Daiana Montero, con 1h35m55s, decimotercera, Mónica Avaca, con 1h36m12s, decimocuarta, Carola Manson, con 1h36m25s, y decimoquinta, Manuela Daniluk, con 1h37m23s.