Una racha que envidia hasta la NBA

PROVINCIAL DE BASQUET: ALL BOYS LOGRO SU VICTORIA NUMERO 43 EN FORMA CONSECUTIVA

“Ganar, ganar, ganar”, solía repetir Carlos Bilardo cuando se refería al único objetivo que perseguían sus equipos de fútbol. El doctor-entrenador, un ‘fundamentalista’ de los resultados en un deporte en el que además del triunfo existen las derrotas y los empates, sería sin dudas el hombre más orgulloso del planeta si su mundo fuera el básquet (donde sólo se gana o se pierde) y sus colores los de All Boys de Santa Rosa.
Es que el Auriazul, luego de su campeonato invicto en 2017, sigue imbatible en esta temporada y en total suma nada menos que ¡43! victorias consecutivas en el Torneo Provincial de básquet, hilvanando una racha que generaría envidia hasta en círculos súper profesionales como la NBA, donde el récord está diez escalones debajo del número de los santarroseños.
Claro que el certamen pampeano de básquet es un torneo amateur y lejos está hasta de los tres campeonatos ‘rentados’ del país, pero también es cierto que es muy competitivo, que cuenta con algunos jugadores de experiencia nacional y hasta internacional, y que algunos equipos -como el propio All Boys- lo utilizan como base para afrontar el Torneo Federal. Y en ese contexto, lograr 43 triunfos seguidos es prácticamente cumplir con el “ganar, ganar, ganar” del DT campeón del Mundo en México 1986 con la Selección argentina de fútbol.

La racha.
Los 43 de All Boys comenzaron en marzo del año pasado y en coincidencia con el debut como entrenador de la Primera División de Juan Cruz Gavazza, un joven amante del básquet, formado en el club y que al menos en el ámbito provincial aún no conoce lo que es perder un partido.
El debut en la edición 2017 del Torneo Provincial fue el viernes 10 de marzo ante Ferro Carril Oeste de General Pico, como visitante, donde Gavazza dirigió por primera vez a un grupo de amigos que habían decidido reunirse para llegar lejos vistiendo los colores con los que habían empezado a picar una pelota.
La posibilidad de jugar el Torneo Federal asomaba en el horizonte, pero el Provincial debía ser el trampolín. Y los muchachos se lo tomaron en serio. Aquella primera victoria fue 89-75, y no pararon más.
El triunfo número 20 significó el campeonato 2017 de manera invicta, derrotando en las finales a Pico FBC. El 21, que marcó el inicio del Provincial 2018, llegó nada menos que con un contundente 83-59 en el clásico santarroseño ante Estudiantes.
Las victorias continuaron, una a una, en todo el Apertura y también en el Clausura. En el medio hubo varios sinsabores, aunque por el Federal, porque en La Pampa el Auriazul no paró de ganar. Y este fin de semana ratificó su condición ante Pico FBC, que llegaba también como líder del Clausura: fue un claro 78-58 para consolidarse como líder y estirar la racha a 43.

Los récords.
Las estadísticas en un juego como el básquet son prácticamente imprescindibles. Los números marcan tendencias, características, fortalezas y debilidades de un equipo o de un jugador. Y quedan en la historia, marcando hitos o records.
Saber qué lugar ocuparán los -por ahora- 43 triunfos seguidos de All Boys es una incógnita. Y claro está que es imposible hacer comparaciones cualitativas con torneos de otro nivel. Pero en números se puede afirmar que esta racha del Auriazul supera a los récords históricos de los tres torneos de básquet profesional de Argentina, y también al de la liga más competitiva del mundo, la NBA.
En la Liga Nacional de nuestro país, la marca de más victorias seguidas de un mismo equipo es de 17 partidos y le pertenece en forma compartida a Atenas de Córdoba, Peñarol de Mar del Plata y Quimsa de Santiago del Estero. Mientras que en el Torneo Nacional de Ascenso (TNA), hoy Liga Argentina, Instituto de Córdoba llegó a los 19 festejos consecutivos y por ahora es la mejor racha.
En el Torneo Federal (del que también participa All Boys), en tanto, Racing de Chivilcoy cerró hace un par de meses un torneo casi perfecto, logrando el ascenso y coronándose campeón con una seguidilla de 37 triunfos consecutivos. Cayó en el debut, pero luego no paró de festejar, ganando la División Bonaerense primero, la Conferencia Sur después y barriendo en todas las series de play off, con la final incluida.
¿Y en la NBA? El récord absoluto en la liga más importante del mundo lo tienen los Lakers comandados por Jerry West, que en la temporada 1971/72 sumaron 33 victorias seguidas. La marca fue “amenazada” más acá en el tiempo por uno de los grandes equipos de los últimos años, los Golden State Warriors, que encadenaron 28 triunfos seguidos en temporada regular, entre la 2014/15 y la 2015/16.
“43 son mejores”, podría cantar All Boys en una mesa de “truco de las estadísticas”. Y allí podría aparecer otro histórico, y desde otra de las mejores ligas del mundo, para “matar el punto” con mejores cartas: el Real Madrid, en la por entonces Liga de Honor de España (hoy Liga ACB), logró 61 victorias seguidas entre 1971 y 1974.

Otro triunfo y la punta en soledad
Con su victoria número 43 de manera consecutiva, All Boys quedó solo en la punta del Clausura del Torneo Provincial de básquet, superando por un punto a Pico FBC, aunque con un partido menos.
El triunfo del Auriazul ante el Decano en el Parque Angel Larrea fue por 78-58, sacando así una diferencia en el mano a mano por la punta. En la próxima fecha, los santarroseños dirigidos por Juan Cruz Gavazza enfrentarán a Independiente de Pico, buscando estirar la racha y a la vez acercarse al bicampeonato.
En los otros partidos de la fecha, Estudiantes venció como visitante a Juventud Unida de Alpachiri por 66-58; Independiente de Pico le ganó a Centro Rincón Vasco de General Acha por 71-60; mientras que Belgrano de Santa Rosa se impuso ante Ferro de Pico por 73-70.
All Boys lidera el Clausura con 18 puntos en nueve presentaciones; seguido por Pico FBC con 17 (10 partidos jugados); con 16 están Juventud Unida (10) y Estudiantes (11); Ferro (10) tiene 15; Independiente (10) 14; Rincón Vasco (10) 13 y cierra Belgrano (10) con 10.

Formativas.
En las divisiones formativas, en tanto, los resultados fueron los siguientes (en todas las categorías fue pospuesto Ferro-Belgrano):
U13: All Boys 74-Pico FBC 44; Independiente 85-Rincón Vasco 69; Juventud Unida 17-Estudiantes 85. U15: All Boys 61-Pico FBC 58; Independiente 103-Rincón Vasco 28; Juventud Unida 58-Estudiantes 71.
U17: All Boys 69-Pico FBC 50; Independiente 119-Rincón Vasco 24; Juventud Unida 82-Estudiantes 94. U19: All Boys 53-Pico FBC 50; Independiente 100-Rincón Vasco 48; Juventud Unida 78-Estudiantes 69.

Los números del Dream Team
El básquet internacional de selecciones tuvo un antes y un después del Dream Team (Equipo de los Sueños), el primer conjunto estadounidense conformado por estrellas de la NBA que deslumbró en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. A partir de allí, la selección de EE.UU. aplastó a cuanto rival se le puso enfrente durante diez años, e hilvanó 58 triunfos seguidos, aunque en diferentes competencias. Esa racha se rompió en la Copa del Mundo de Indianápolis 2002, cuando Argentina dio la nota histórica al ganarle 87-80.