Victoria de Usain Bolt

DOMINO EN LOS 200 METROS

El jamaiquino Usain Bolt ganó la final de los 200 metros del Mundial de Atletismo de Beijing, China, con un tiempo de 19s55/100 y se colgó la medalla de oro en esta prueba, al igual que el domingo último en la carrera de los 100 metros, para conquistar los dos títulos más importantes de velocidad.
Bolt, que venía de retener el oro mundial en los 100 tras vencer por una centésima al estadounidense Justin Gatlin, se impuso en los 200 metros con más comodidad y hasta cruzó la meta golpeándose el pecho.
El jamaiquino tuvo una buena salida y dominó de punta a punta con la mejor marca del año.
“Les dije que lo iba a hacer. No había duda. No me he preocupado del tiempo, porque sabía que no estaba en forma para batir el récord del mundo”, les dijo Bolt a los periodistas presentes en el estadio Nido de los Pájaros.
“Cuando tomo la salida en un 200 metros me transformo, soy una persona diferente. Solo perdí una vez en mi vida. Esta cuarta medalla consecutiva es un regalo para mí, un regalo que yo hago a mi país”, agregó el velocista.
Mientras festejaba su triunfo, Bolt sufrió un accidente insólito del que afortunadamente salió ileso, como para poder participar de la posta de 4×100 del domingo, en busca de otra medalla.
El flamante campeón paseaba -ya descalzo- ante la tribuna principal, con la bandera jamaicana de corbata, cuando un camarógrafo de televisión que iba a bordo de una segway (transportador personal) tropezó y lo atropelló por la espalda. Bolt cayó sobre el cámara y salió de la situación dando una vuelta carnero. Cuando se reincorporó, sólo se tocó una de sus piernas con gestos de dolor pero siguió caminando y sonriendo al público.
Gatlin, quien había llegado con el mejor tiempo de 2015 en la distancia (19s.57/100), debió conformarse con la medalla de plata tras pasar segundo la meta con 19s.74/100. El sudafricano Anaso Jobodwana se llevó la medalla de bronce con un tiempo de 19s87/100.