Acuerdo de paz entre las FARC y Colombia

LA HABANA – El gobierno de Colombia y las FARC firmaron anoche en La Habana el acuerdo definitivo de paz con el que buscan poner fin a un conflicto armado de más de 50 años y que ahora debe ser refrendado por la ciudadanía en un plebiscito que se realizará el 2 de octubre y por una “conferencia” interna de la organización guerrillera.
Asimismo, las partes dijeron que “una vez realizado el plebiscito, convocarán a todos los partidos, movimientos políticos y sociales, y a todas las fuerzas vivas del país a concertar un gran acuerdo político nacional encaminado a definir las reformas y ajustes institucionales necesarios para atender los retos que la paz demande”.
Esa convocatoria persigue el objetivo de poner en marcha “un nuevo marco de convivencia política y social” en el país, según se expresa en la introducción del documento suscripto.
“Este día comienza el fin del sufrimiento en Colombia; las FARC dejan de existir y se convierten en un movimiento político”, aseguró el presidente Juan Manuel Santos, en un mensaje que pronunció en Bogotá una vez que terminó la ceremonia en la capital cubana, y en el que precisó la fecha de realización del plebiscito.
El histórico convenio fue firmado minutos antes de las 20 (las 21 en la Argentina) por los delegados de las partes y de los países garantes (Cuba y Noruega) y acompañantes (Chile y Venezuela) de la negociación que comenzó formalmente el 19 de noviembre de 2012.
Del instrumento, que contiene alrededor de 200 páginas, se firmaron siete ejemplares originales: uno para cada parte, otro para cada uno de los países garantes y acompañantes, y el restante para la ONU.
“Las delegaciones del gobierno nacional y de las FARC anunciamos que hemos llegado a un acuerdo final, integral y definitivo sobre la totalidad de los puntos de la agenda del Acuerdo General para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera en Colombia”, dice el primer párrafo del extenso comunicado conjunto.
El texto, cuya lectura estuvo a cargo del delegado de Cuba, Rodolfo Benítez, subraya que el instrumento firmado “recoge todos y cada uno de los acuerdos alcanzados” durante las negociaciones. (Télam)

Compartir