Al menos 13 muertos en un bar francés

Las autoridades francesas continuaban ayer la investigación para determinarlas circunstancias que provocaron trece muertos y seis heridos, uno de ellos de gravedad, en el incendio de un bar de Rouen, en el noroeste del país, que según la primeras hipótesis fue accidental, mientras el presidente Francois Hollande se comprometió a aclarar el hecho.
El jefe de Estado francés, que se encuentra en Brasil, emitió un mensaje de condolencias y prometió que se aclarará lo sucedido.
Desde el primer momento los bomberos apuntaron a la pista accidental del incendio, el más mortífero registrado en Francia desde 2005, una hipótesis confirmada por los representantes judiciales.
El alcalde de Rouen, Yvon Robert, coincidió en que “la hipótesis más evidente” es el “origen accidental” del fuego, aunque reconoció que en un primer momento se pensó en la pista terrorista y resaltó que es el drama más grave registrado en su ciudad.
Según los primeros elementos comunicados por las autoridades, el incendio se originó anoche en el sótano del bar “Cuba Libre”, situado en el centro de la ciudad, que había sido alquilado por un grupo de jóvenes de entre 18 a 25 años para celebrar un cumpleaños.
Uno de los asistentes subió a la planta baja para buscar la torta de cumpleaños con las velas encendidas. Según diversos testimonios, al bajar tropezó en la escalera y eso provocó que se incendiara la moqueta del local, lo que provocó el incendio, consignó la agencia de noticias EFE.
Otras hipótesis apuntan a que fue en el techo, fabricado de un material aislante de ruidos, donde prendieron el fuego. Las llamas se propagaron de forma rápida y provocaron que la mayoría de los fallecidos lo hiciera por asfixia. (Télam)

Compartir