Aldea Global (24/08/2015)


ACCIDENTE –
Londres – El número de fallecidos en el accidente aéreo ocurrido el sábado al precipitarse un avión militar durante una exhibición en Shoreham (sureste de Inglaterra), se elevó a 11, aunque no se descarta que haya más muertos, informó ayer en una rueda de prensa la Policía de Sussex. El piloto del avión siniestrado durante el espectáculo continúa en estado critico, tras estrellarse el aparato que conducía contra varios coches en una de la vías más importantes de la zona, la A27, con el resultado de al menos catorce heridos. El suceso se produjo en los límites de un aeródromo cercano a la ciudad de Brighton, cuando el aparato realizaba un bucle y perdió el control. (Télam)

REFUGIADOS –
Belgrado – Una oleada de entre 6.000 y 8.000 refugiados llegaron en las últimas 24 horas a la localidad serbia de Presevo, a ocho kilómetros de la frontera con Macedonia, una cifra que va en aumento, según datos de la Cruz Roja local. Además, no muy lejos de allí y aún más cerca de la frontera, en Miratovac, el gobierno serbio tuvo que construir un centro de acogida para los más de 5.000 refugiados que también llegaron a ese pueblo en los últimos días. Desde el 1 de enero de este año, el ACNUR, la agencia de la ONU para refugiados, estima que unos 180.000 refugiados entraron a Serbia, apenas la mitad lo hizo legalmente, registrándose con la policía. (Télam)

BACHELET –
Santiago – La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, defendió el proyecto de ley sobre la despenalización del aborto en Chile que actualmente se debate en el Congreso, y afirmó que la norma busca “preservar la dignidad de la mujer”. “Lo que nosotros queremos es preservar la dignidad de la mujer y que tenga la capacidad de tomar una decisión”, dijo Bachelet en entrevista con radio La Clave difundida este domingo. La presidenta socialista envió el proyecto de ley de aborto al Congreso en enero pasado, pero recién a principios de agosto se aprobó la idea de que se legisle en la Cámara de Diputados. (NA)

ENFRENTAMIENTOS –
Siria – Casi 200 personas, incluidos al menos 16 civiles, murieron en Siria durante las últimas 48 horas, y no menos de 250 resultaron heridas, en enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno y el abanico de milicias armadas que intentan derrocarlo. Entre las milicias se incluyen grupos yihadistas, como el Estado Islámico (EI) que, tras apoderarse de la localidad arqueológica de Palmira degolló al responsable gubernamental del sitio, y, se supo también, dinamitó hace un mes al menos uno de sus más preciados tesoros arqueológicos, el templo de Baal. (Télam)