Inicio El Mundo Alemania y Francia se aíslan

Alemania y Francia se aíslan

CORONAVIRUS: PAISES EUROPEOS AUMENTAN RESTRICCIONES

Alemania y Francia se preparaban el miércoles para volver a confinarse ante una brutal segunda ola de coronavirus que amenaza con un colapso sanitario y que bate récords día tras día en una Europa exhausta tras meses de combate contra un enemigo cada vez más fuerte y más dañino, mientras el mundo superaba la barrera de los 44 millones de contagios y 1,17 millones de decesos.
En las últimas 24 horas, a nivel global se reportaron 402.268 nuevos contagios de Covid-19 y 6.618 decesos, de acuerdo al reporte del Banco Interamericano de Desarrollo, en base a datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).
Por regiones, América detectó 142.021 nuevos infectados en el último día, de los cuales 75.129 pertenecen a Estados Unidos, mientras que Europa sumó 166.117 y los restantes 94.130 casos se distribuyeron entre África, Oceanía y Asia.
En cantidad de defunciones, América registró 3.024, luego de que Estados Unidos sumaba 988 durante la última jornada, mientras que Europa contabilizó 2.012 y el resto del mundo 1.582, con casi un tercio de ellos concentrados en India.
India, que además informó 43.893 contagios en la víspera, celebró ayer elecciones regionales en el estado norteño de Bihar, en medio de un importante aunque insuficiente dispositivo sanitario para evitar contagios masivos de coronavirus en un estado con 125 millones de habitantes.
La campaña frenética de la mayor votación en el mundo desde que estalló la pandemia de Covid-19 hizo olvidar el distanciamiento social en los actos que congregaron a decenas de miles de personas y donde casi no se veían mascarillas.

Europa.
En paralelo, la región de Latinoamérica y el Caribe registró 66.892 nuevos casos en la víspera y si bien la cifra indica un incremento del 4% comparado con los totales reportados hace siete días, el epicentro de la pandemia se ubica ahora en Europa, que atraviesa la segunda ola de contagios y se encamina a un triste invierno de restricciones.
El continente representa por segunda semana consecutiva la mayor proporción de nuevas infecciones, con más de 1,3 millones de casos o alrededor del 46% del total mundial, informó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).
En ese contexto, el presidente de la Unión Europea, Charles Michel, instó a las 27 naciones del bloque a introducir reglas comunes en medios de récords de contagios de la Covid-19 en varios países, una solicitud respaldada también por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
La canciller alemana Angela Merkel anunció ayer estrictas restricciones de contacto para los ciudadanos y un cierre generalizado de todas las actividades de ocio en un intento por neutralizar la propagación de contagios, tras informar 14.964 casos de coronavirus en 24 horas, casi el doble de los registrados el miércoles pasado.
Las medidas que se aplicarán desde el próximo lunes, pero que excluirán escuelas, jardines de infantes y comercios esenciales que operarán con máximos resguardos, durarán al menos hasta finales de noviembre y contemplan sanciones para quienes las violen.
El mismo panorama se replicó en Francia, donde el presidente Emmanuel Macron anunció el segundo confinamiento general del país en lo que va de la pandemia, luego del empleado durante marzo y abril pasados, tras informar que la ocupación hospitalaria alcanza el 60% de las instalaciones a nivel nacional.
La nueva medida, que entrará en vigor el viernes próximo y que permitirá que la gente circule solo para ir a trabajar, recibir tratamiento o urgencias, mantendrá habilitados los servicios públicos y, al igual que en Alemania, las escuelas.
Por el mismo camino se encolumna República Checa, que el miércoles por la noche implementará el toque de queda y restringirá la apertura de los comercios los domingos, entre las medidas recientemente adoptadas.
En España, el presidente Pedro Sánchez propuso prorrogar el estado de alarma por la pandemia por seis meses, pero con el compromiso de levantarlo en cuatro si la situación mejora, mientras que el opositor Partido Popular ofreció apoyar la prórroga pero solo por 60 días.
El récord de Polonia se da en medio de movilizaciones masivas contra un nuevo fallo antiaborto. En las últimas 24 horas el país reportó 18.820 enfermos y 236 decesos. (Télam)