Arrancó debate clave

El diálogo de paz del que participan el gobierno colombiano y las FARC entró ayer en una fase trascendental donde se debatirá sobre las víctimas del conflicto, y contará con la participación de los afectados por ataques de la guerrilla, del Ejército o de los paramilitares en la mesa de negociaciones.
Los delegados reanudaron la negociación tras un receso de semanas con motivo de las elecciones en Colombia realizadas el 25 de mayo y el 7 de junio la segunda vuelta, cuando resultó reelecto el presidente Juan Manuel Santos.
Durante esa pausa, las partes mantuvieron reuniones preparatorias para acordar los mecanismos en los que participarán las víctimas a en las conversaciones.
Los negociadores por parte del gobierno de Santos, encabezados por el ex vicepresidente Humberto de la Calle no ofrecieron declaraciones a su llegada el martes al Palacio de Convenciones de La Habana, sede de los diálogos desde su inicio en noviembre de 2012.
En cambio, el número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y jefe negociador de la guerrilla, Iván Márquez, alias de Luciano Marín Arango, se dirigió a los medios para afirmar que el proceso entra ahora en un tema “trascendental”.
“Este asunto es muy importante porque nos va a entregar las claves para desbrozar el camino hacia la reconciliación de la familia colombiana. La sociedad debe disponer el espíritu para la humildad, para escuchar, para el perdón”, indicó Márquez, tras pedir a todos los colombianos que dejen atrás los sentimientos de odio. (Télam)