Inicio El Mundo Azotados por la pandemia

Azotados por la pandemia

FIESTAS CLANDESTINAS EN TODO EL MUNDO

Con mucha cautela, menos festejos y más restricciones, la humanidad recibió el año nuevo bajo el influjo de la pandemia, y muchos gobiernos debieron lidiar con los encuentros clandestinos. En Francia organizaron una fiesta para más de 2.500 personas y la policía no pudo evitarla.
El mundo empezó el año con más de 83 millones de casos confirmados de coronavirus, casi 10 millones de vacunados, un amplio abanico de restricciones y una celebración muy distinta a los años anteriores, con fuegos artificiales y brindis, pero sin fiestas masivas ni concentraciones en las calles de grandes ciudades. En el corazón de Nueva York la plaza seca de Times Square convocó pocas personas, al igual que las playas de Río de Janeiro donde una multitud suele recibir cada año, mientras los Campos Elíseos de París fueron una postal de la desolación con su gran avenida desierta.
En toda Europa las imágenes de medianoche mostraron calles vacías, a diferencia de Asia, donde la pandemia parece estar más contenida y se vieron algunas multitudes recibiendo el año. En Wuhan (China), donde hace un año surgió el Covid, miles de personas se juntaron en la calle para celebrar el año nuevo y disfrutar los fuegos artificiales. También en Hong Kong, aunque en concentraciones menores, muchas personas salieron a las calles pese a las restricciones. En Nueva Zelanda, país aplaudido por su gestión del virus, multitudes reunidas en Auckland recibieron el año con un espectáculo de fuegos artificiales.
Según el conteo de la Universidad Johns Hopkins, el mundo sumaba ayer más de 83,5 millones de contagios y 1,8 millones de muertos, mientras ya suman casi 10 millones los seres vacunados en todo el planeta, según el portal Our World in Data, desarrollado por la Universidad de Oxford.
El país que más vacunó hasta ahora fue China, con 4,5 millones al 31 de diciembre, seguido por Estados Unidos (casi 2,8 millones). Sin embargo, por cantidad de habitantes, el país más avanzado es Israel con un millón de dosis inyectadas.

Fiestas clandestinas.
En muchos países se produjeron incidentes de todo tipo por la realización de fiestas clandestinas a pesar de las prohibiciones y los toques de queda. Uno de los casos más graves se registró en Francia, donde unas 2.500 personas se reunieron para festejar Año Nuevo en el noroeste de Francia, provocando violentos enfrentamientos con la policía que no pudo detener la fiesta.
La celebración ilegal se realizó en Lieuron (al sur de Rennes, departamento Bretaña), después de atacar a la policía informó la prefectura. Muchas personas seguían en el lugar ayer cuando se instaló un cordón sanitario alrededor del depósito utilizado para la reunión. Los gendarmes locales intentaron «impedir este evento, pero enfrentaron una feroz hostilidad por parte de asistentes a la fiesta» que incendiaron uno de los patrulleros y arrojaron botellas y piedras.
Los fiesteros habían llegado de toda Francia e incluso del extranjero, aunque los encuentros masivos están estrictamente prohibidos y mientras permanece vigente en todo el país un toque de queda entre las 20 y las 6, que no se levantó para Año Nuevo. La fiesta tuvo lugar en un hangar vacío de una empresa de almacenamiento y los fiscales iniciaron una investigación por organización ilegal y violencia premeditada contra las autoridades.
La policía francesa también detuvo una fiesta ilegal en la sureña Marsella, donde más de 150 personas fueron amonestadas y los organizadores detenidos.
(Télam)

LA OMS HOMOLGO VACUNA DE PFIZER

La Organización Mundial de la Salud (OMS) otorgó una homologación de urgencia a la vacuna Pfizer Biontech para facilitar su aplicación en los países que aún no la validaron. “Es un paso muy positivo para garantizar un acceso universal a las vacunas” dijo Mariangela Simao, directora encargada del acceso a los medicamentos. No obstante, destacó que “se necesita un esfuerzo mayor que garantice suficientes dosis para satisfacer las necesidades de las poblaciones prioritarias en todo el mundo”. La vacuna Pfizer Biontech se está aplicando desde hace varias semanas en Reino Unido, la Unión Europea, Estados Unidos y Suiza.

Más de 20 millones en EE.UU.

Estados Unidos superó los 20 millones de contagios de coronavirus y registró nuevo récord de hospitalizaciones por cuarto día consecutivo. En total, suma 20.007.149 contagios y 346.687 muertes, según el conteo actualizado de la Universidad Johns Hopkins. En las últimas 24 horas sumó 221.444 casos y 3.255 muertes sosteniendo su curva ascendente y confirmando a diciembre como el peor mes de la pandemia, en contagios, muertes e internaciones.
En todos los casos se superaron los picos de abril y mediados de año y los expertos advirtieron que la alarmante situación podría empeorar rápidamente en todo el territorio, como consecuencia de reuniones y viajes de las vacaciones de fin de año. Ayer había en Estados Unidos más de 125.300 personas internadas con coronavirus, la cifra más alta desde marzo.
Una de las principales preocupaciones es California, un estado con aumento creciente de contagios, muertos y hospitalizaciones, que además confirmó nuevos contagios con la nueva cepa descubierta en Inglaterra. El aumento de internaciones en el condado de Los Ángeles (el más poblado del estado) dejó a los hospitales al “borde de la catástrofe”, informó la doctora Christina Ghaly, directora de Salud local, quien agregó que el gobierno estatal “ya tiene camiones refrigerantes listos por si colapsan las morgues” mientras algunos hospitales ya están ubicando pacientes en los pasillos, salas de espera y hasta sus confiterías, informó la cadena CNN.
La pandemia amenaza con colapsos también en Arizona y Georgia, donde la cifra diaria de casos se duplicó desde mediados de noviembre provocando que las autoridades decidieran transformar un centro de convenciones de Atlanta como hospital de campaña. “Más camas nos ayudarán a garantizar que nuestros hospitales mantengan la capacidad necesaria” argumentó el gobernador, el republicano Brian Kemp.