Bajó la cantidad de heridos

CERCA DE 50 PERSONAS ACUDIERON A LAS GUARDIAS

Este año hubo una importante disminución de la cantidad de personas heridas por el uso de pirotecnia en la ciudad de Buenos Aires. La tendencia se había observado en los festejos por la Navidad y se confirmó en la celebración de Año Nuevo.
Alrededor de 50 personas debieron ser asistidos ayer en hospitales navideños a causa de heridas sufridas en el marco de los festejos navideños, con una sensible baja con respecto a años anteriores.
Un total de 15 personas fueron asistidas ayer a la madrugada por pirotecnia en el Hospital de Quemados de la ciudad de Buenos Aires durante los festejos de Año Nuevo, lo que representa un sensible descenso sobre el número de lesionados registrado por la misma causa el año pasado.
Según detalló la médica de guardia Samantha Foster, hasta las 8.00 del lunes primero de enero fueron asistidos en el lugar diez adultos y cinco menores de edad. La profesional indicó a la prensa que catorce de los lesionados recibieron heridas leves, mientras que sólo un adulto tuvo que quedar internado con “una quemadura que por su extensión es de moderada gravedad”.
Foster sostuvo que se trata de un joven que fue alcanzado por las llamas de un combustible que se encendió a causa de un elemento pirotécnico.
“Fue una noche particularmente tranquila”, destacó la médica, quien recordó que para esta fecha fueron 35 los heridos por pirotecnia asistidos en ese centro de salud porteño para la misma fecha.
También señaló que en el Hospital de Quemados el año pasado entre Navidad y Año Nuevo se habían asistido a unos 80 pacientes, mientras que esa cifra se redujo en estas fiestas a 35.

Hospitales oftalmológicos.
En tanto, diez menores de edad, dos de los cuales serán sometidos a cirugía, y cinco adultos fueron atendidos en esta madrugada del Año Nuevo en el hospital oftalmológico Santa Lucía, del barrio porteño de San Cristóbal, la mayoría por lesiones causadas por el destape de corchos.
Así lo indicó la jefa de Guardia, la médica Natalia Chautemps, quien afirmó que por hasta las 9.00, la cantidad de heridos era similar a la del año pasado, cuando fue de quince y con el correr de las horas se incrementó a 30.
En el Hospital Pedro Lagleyze, el otro centro oftalmológicos, los heridos por la misma causa llegaron a ser quince adultos y cinco menores.
Rubén Casale sostuvo que ninguno de los casos fue de gravedad y que “de las 20 personas que entraron a la guardia, 16 fueron por pirotecnia y cuatro por heridas provocadas por un corchazo”.
El médico advirtió que hay una “reducción drástica” de la cantidad de heridos que se atendieron en el hospital., ya que el año pasado habían sumado 50 entre Navidad y Año Nuevo, y por el momento solo se contabilizaban 23. (NA)