Inicio El Mundo Biden le saca 10 puntos a Trump

Biden le saca 10 puntos a Trump

CARRERA PRESIDENCIAL EN ESTADOS UNIDOS

Según una encuesta reciente, el candidato demócrata Joe Biden sería el más votado en las presidenciales del 3 de noviembre, con un 52% de apoyo, contra el a 42% que lograría el actual presidente, el republicano Donald Trump. El estudio fue elaborado por de YouGov para la CBS y muestra además que la principal preocupación de los votantes es la situación económica, seguida por la salud, el coronavirus y las protestas contra el racismo y la violencia policial.
Otro dato interesante es la comparación por nivel educativo: los votantes con título universitario apoyan mayoritariamente a Biden, y quienes no cuentan con ese nivel de educación se vuelcan en su mayoría por Trump. El informe, difundido por la agencia Europa Press, aclara que esa diferencia de votos no aseguraría la victoria de Biden porque que en Estados Unidos la elección presidencial queda a cargo de los delegados electos por los distintos estados, cuyo número depende de la población de cada uno.
Quien conquiste estados como Texas, Nueva York o Florida, que tienen más delegados en el Colegio Electoral, puede volcar a su favor el resultado final aunque consiga menos votos que su rival. En estados clave como Wisconsin (10 delegados) sede reciente de un episodio de violencia racista, Biden tiene 6 puntos de ventaja sobre Trump (50-44).

Vacuna electoral.
El estudio se basa en 2.493 entrevistas a votantes registrados y a 1.006 en Wisconsin, con un margen de error de «más menos 2,4 puntos a nivel nacional». Antes del 3 de noviembre Donald Trump, cuya gestión de la pandemia es rechazada por la mayoría de los estadounidenses (es el país con más contagios y muertos), intentará dar un golpe de efecto con el lanzamiento de una vacuna contra la Covid-19. Sin medias tintas, reiteró que pretende contar con una vacuna para fines de octubre.
Ante la «prisa» presidencial, las grandes farmacéuticas estadounidenses estudian salir públicamente a reafirmar la seriedad y fiabilidad de las pruebas sobre las vacunas, frente a la cada vez menor credibilidad del presidente. «No creería su palabra sobre una potencial vacuna», retrucó secamente Kamala Harris, candidata demócrata a la vicepresidencia, e invitó a los estadounidenses a «confiar más en los científicos».
Harris calificó de «incompetente» a Trump por su manejo de la pandemia y la crisis sobre el mercado laboral. Si bien tras el colapso del segundo trimestre se espera un repunte del PBI para el período julio-septiembre (entre «25 y 35%», dijo el ministro del Tesoro, Steven Mnuchin), el republicano sabe que se necesitan más estímulos para la economía. Sin embargo, las negociaciones por este tema entre demócratas y republicanos en el Congreso se encuentran estancadas.

«Demasiado estúpidos».
Mientras tanto, Trump sigue sumando pruebas de comportamientos cuestionables, reveladas por ex miembros de su entorno más íntimo. Ahora es en el libro «Disloyal: A Memoir» (Desleal: unas memorias), editado por su ex abogado personal, Michael Cohen, saldrá a la venta mañana, donde el presidente considera que «los latinos, al igual que los negros, son demasiado estúpidos».
Días antes de su publicación algunos detalles fueron revelados por The Washington Post. Cohen, condenado por fraude entre otros delitos, asegura que los tres hijos mayores de Trump fueron a verlo después de que el empresario anunciara que se presentaría para la nominación republicana en 2015. Trump había dicho que desde México llegaban narcotraficantes, criminales y violadores, y por eso levantaría un muro en la frontera. Los hijos de Trump pretendían que su padre abandonara la campaña, preocupados por una retórica que estaba «matando a la empresa».
Según Cohen, a Trump no le preocupaba. «Nunca obtendré el voto hispano. Como los negros, son demasiado estúpidos para votar por Trump. No son mi gente» dijo. El abogado fue condenado a tres años por violar las leyes de financiación de campaña electoral, al pagar a mujeres que decían haber mantenido relaciones con Trump para comprar su silencio, además de evasión de impuestos y declaraciones falsas a un banco.
El libro refleja otros ataques hacia los afroamericanos: «dime un país dirigido por una persona negra que no sea un idiota», fue otra de sus frases. Cohen también revela que Trump admira al presidente ruso, Vladimir Putin, por su capacidad de «apoderarse de una nación entera y dirigirla como si fuera su empresa personal, como la Organización Trump, de hecho».