Inicio El Mundo Biden quiere liberar las patentes de las vacunas

Biden quiere liberar las patentes de las vacunas

EN LA ORGANIZACION MUNDIAL DEL COMERCIO

Estados Unidos sacudió el tablero de la Organización Mundial del Comercio (OMC) al apoyar la liberación de las patentes de vacunas contra el coronavirus, posición que hasta ahora vetaba junto a potencias europeas y otros aliados. «Una crisis sanitaria mundial y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de Covid-19 exigen medidas extraordinarias» expresó la representante comercial estadounidense, Katherine Tai, en un comunicado citado por la agencia Sputnik.
«El gobierno (de EE.UU) cree firmemente en las protecciones de la propiedad intelectual, pero, en aras de poner fin a esta pandemia apoya la exención de esas protecciones para las vacunas contra el Covid-19», agregó. Y en una entrevista publicada por la agencia Bloomberg explicó que su país está «a favor de la exención en la OMC, a favor de lo que los impulsores de esta exención pretenden: mejor acceso, más capacidad productiva y más dosis administradas».
Con estas declaraciones, Estados Unidos cambió totalmente su posición en un tema muy sensible durante la pandemia, mientras pocos países (en general productores) concentran la gran mayoría de las dosis y el resto sufre importantes retrasos en la producción y problemas logísticos para obtener suficientes vacunas.

Celebraciones.
Esta decisión de Washington fue saludada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que la consideró «histórica», y cuestionada por la Federación Internacional de la Industria Farmacéutica (Ifpma), que la calificó de «decepcionante».
«Felicito a Estados Unidos por esta decisión histórica» publicó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien llamó a avanzar «odos juntos rápidamente, en solidaridad, para aprovechar el ingenio y el compromiso de científicos que produjeron vacunas que salvan vidas». «Estamos completamente de acuerdo con el objetivo de que las vacunas anti-Covid 19 se repartan rápida y equitativamente en el mundo, pero como hemos dicho constantemente, una suspensión es la respuesta sencilla pero incorrecta a un problema complejo», afirmó la Ifpma en un comunicado.
Organizaciones como Médicos Sin Fronteras (MSF) hacen campaña desde hace meses para reclamar esta excepción, dada la peligrosidad y mayores niveles de mortalidad que muestran las últimas olas de la pandemia en América latina, Asia y Europa. Según la OMS, más del 87% de las dosis administradas hasta principios de abril, se inyectaron en los países más ricos, y los países pobres solo recibieron un 0,2% de los inoculantes producidos hasta ahora. (Télam)