Bolsonaro fusionará ministerios

EL PRESIDENTE ELECTO ANUNCIA POLEMICAS MEDIDAS

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, dio paso el martes a un superministerio de Economía y a la resistida fusión de los de Agricultura y Medio Ambiente, mientras recibió una señal positiva del juez anticorrupción Sergio Moro para integrar su gobierno.
Fiel a sus promesas de campaña, el dirigente ultraderechista anunció el lunes la flexibilización del porte de armas para enfrentar la criminalidad, alegando que el país está “en guerra”.
Dos días después de su victoria, el ex capitán Bolsonaro se reunió el martes con sus principales asesores en Rio de Janeiro para diseñar “una vanguardia de combate para la transición”, informó Gustavo Bebianno, quien dejó la jefatura Partido Social Liberal (PSL, de Bolsonaro) para ocuparse exclusivamente de la transición.
En esa reunión se decidió la creación de un superministerio de Economía, bajo el mando del economista ultraliberal Paulo Guedes. También confirmó la fusión de las carteras de Agricultura y Medio Ambiente, con lo que desató la primera protesta de los ecologistas.
Ambas iniciativas figuraban en el programa de Bolsonaro, que el 1º de enero reemplazará al presidente conservador Michel Temer, pero el ex militar había dado señales de que podría dejarlas de lado ante las resistencias que generaban en su propio campo.
El nuevo ministerio de Economía incluirá las actuales carteras de Hacienda, Planificación e Industria y Comercio Exterior, anunció Guedes.
Bolsonaro recortará de 29 a 15 el número de ministerios, en el marco de un plan de reducción de gastos del Estado. Guedes llega con un programa de reducción de la deuda, que incluye privatizaciones y una reforma de las jubilaciones.
La unión de ministerios del área económica es cuestionada por la industria, temerosa de quedar en manos de financieros, y el mandatario electo dio a entender la semana pasada que había atendido a esos reclamos. Pero finalmente volvió a su decisión inicial.
“La industria reclamó, y será uno de los sectores que más reclamará, porque está con miedo” de perder los beneficios del “proteccionismo” estatal, dijo el consultor Jason Vieira, de Infinity Assets Management.
Guedes también dijo el lunes que apoya la independencia del Banco Central, con lo que dejó abierta la puerta a la ratificación de su actual presidente.
“No podemos estar en cada elección preguntándonos si [el presidente del BC] se va o se queda. Tendremos un Banco Central independiente”, acotó.

Agricultura.
El próximo jefe de gabinete de Bolsonaro, Onyx Lorenzoni, anunció que también se fusionarían los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente, lo que generó agrias críticas de grupos y personalidades ecologistas, que denuncian el riesgo de que el devorador avance de la agropecuaria ponga en riesgo la Amazonía y otros biomas del país más megadiverso del mundo.
“Agricultura y Medio Ambiente estarán en el mismo ministerio, como (estaba planeado) desde el primer momento”, anunció Lorenzoni a la salida del cónclave de Rio.
En la recta final de la campaña, Bolsonaro dio señales de que podría no ejecutar esa fusión, atendiendo a reclamos de sus propios aliados, temerosos de que esa iniciativa genere trabas a las exportaciones brasileñas.
Algo que recordó Greenpeace en un comunicado. “Los mercados internacionales y los consumidores quieren garantías de que nuestro producto agrícola no esté manchado con la destrucción forestal. Al extinguir el Ministerio de Medio Ambiente, reduciremos el combate a la deforestación, perdiendo competitividad, lo que puede inclusive afectar la generación de empleos”, subrayó la ONG.
“Estamos inaugurando la era trágica en la cual la protección ambiental es igual a nada. Apenas iniciado, el gobierno de Bolsonaro ya es un retroceso incalculable”, tuiteó por su lado la ex ministra de Medio Ambiente y ex candidata presidencial Marina Silva.

Moro.
Otra bandera de campaña de Bolsonaro, la lucha contra la corrupción, podría verse encarnada por el popular juez anticorrupción Sergio Moro, quien dijo el martes sentirse “honrado” por el interés del mandatario electo en sumarlo a su gobierno.
“En caso de que sea efectuada oportunamente la invitación, será objeto de ponderada discusión y reflexión”, afirmó Moro, responsable de la operación Lava Jato. (AFP)