Inicio El Mundo Brasil creó comité de crisis

Brasil creó comité de crisis

BOLSONARO ENFRENTA UN CAOS HOSPITALARIO

El presidente Jair Bolsonaro finalmente anunció ayer la creación de un comité de crisis nacional para intentar combatir la pandemia de Covid-19, que lleva varios días quebrando récords de contagios y muertos en el país y que ya desbordó la capacidad sanitaria generando un caos hospitalario. El mandatario brasileño se reunió con las principales autoridades del país y aceptó conformar un grupo integrado por los gobernadores de los estados y representantes del Congreso. Si bien representa un hito inédito para su país desde que se declaró la pandemia, resulta una decisión que el resto del mundo adoptó hace un año.
Bolsonaro reconoció que es necesaria una mayor «coordinación» un día después de que el Tribunal Supremo rechazara su último intento para frenar las medidas y restricciones adoptadas en numerosas regiones. El flamante comité se reunirá «cada semana» con el fin de «decidir o reorientar la lucha contra el coronavirus», anunció el gobierno, en un comunicado citado por la agencia Europa Press.
Desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro priorizó su preocupación por los efectos económicos colaterales de las restricciones por sobre la salud de la población, pero ayer consideró que «la vida está primero». De todos modos, sigue sin dar muestras de haber aceptado medidas como el distanciamiento social o mayor inversión en vacunas e insumos hospitalarios, mientras ya colpasaron los centros de salud de al menos seis estados.

El peor del mundo.
Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia. Desde que apareció el primer caso, el gigante sudamericano totaliza más de 12,1 millones de casos y casi 300.000 muertos, mientras una descontrolada propagación del virus convirtió al país en el mayor foco mundial de contagios, despertando las alarmas en países vecinos y lejanos. Con la nueva variante P1, surgida en noviembre en Manaos, la curva de contagios está fuera de control en Brasil: en las últimas 24 horas murieron 3.158 personas a causa de la enfermedad.
Brasil vive el peor momento de crisis sanitaria desde que se detectó el primer caso en el país, hace más de un año, y muchos expertos coinciden en adjudicar la responsabilidad a la falta de una política nacional para combatir la pandemia, informó Folha do San Pablo.
En la última jornada Brasil registró 84.996 nuevos casos. Uno de cada cuatro contagios en el mundo se produce en el gigante sudamericano, lo que significa que un cuarto de las infecciones mundiales se registran diariamente en ese país. En las últimas 48 horas diferentes informes exhibieron una aceleración en los contagios, mientras la campaña de vacunación avanza muy lentamente con un 2,7% de la población adulta inoculada con las dos dosis.

La fase más grave.
Desde hace algunas semanas Brasil transita la etapa más grave de la pandemia, batiendo diariamente sus registros máximos de contagios y muertes, situación que produjo un verdadero desastre sanitario, con una ocupación de camas de terapia intensiva superior al 80% en el Distrito Federal y en 24 de los 27 estados.
Una de las necesidades más urgentes del país es la provisión de oxígeno. El Ministerio de Salud elevó el martes un oficio a la Fiscalía General de la República alertando sobre la posibilidad de colapso por falta de oxígeno en los estados de Acre, Rondonia, Amapá (norteamazónico), Mato Grosso (centro-oeste), Ceará y Río Grande do Norte (noreste), luego de que el país asistiera azorado a una tragedia por falta de oxígeno en Manaos (estado Amazonas) donde los pacientes morían asfixiados en sus camas de hospital. (Télam)UN