Inicio El Mundo Brasil: renunció otro ministro

Brasil: renunció otro ministro

DETUVIERON A EX POLICIA SEÑALADO COMO TESTAFERRO DE LOS BOLSONARO

Un ex policía apuntado como testaferro del senador Flavio Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, fue detenido ayer en Brasil acusado de desviar y lavar dinero público, en un operativo realizado en la casa del abogado del jefe del Estado, adonde se ocultó durante un año, en el peor escándalo por corrupción que golpea de lleno a la familia presidencial.
Sin embargo, no fue esta la única mala noticia que tuvo que enfrentar ayer el ultraderechista mandatario, ya que por la tarde anunció su renuncia el ministro de Educación, Abraham Weintraub, uno de los líderes de la extrema derecha brasileña que responde políticamente al gurú de este sector, el astrólogo Olavo de Carvalho. La renuncia llega tras 14 meses en el cargo en el que acumuló polémicas en el sector educativo, político, diplomático y judicial.

Ministro.
Weintraub, anunció su renuncia en medio de una serie de investigaciones judiciales que lo involucran luego de haber dicho en una reunión de gabinete que los 11 miembros de la corte suprema debían ir presos. Lo hizo a través de un video en el cual aparece al lado del presidente Jair Bolsonaro y en el que anunció que trabajará en un cargo del gobierno brasileño en el Banco Mundial.
«Voy a seguir luchando por la libertad y por los valores del presidente Bolsonaro, el mejor presidente de Brasil», dijo Weintraub, un economista que había sido vicejefe de gabinete en los primeros tres meses. En un video de la reunión de gabinete del 22 de abril que fue revelado por la justicia para investigar a Bolsonaro por obstrucción de investigaciones, Weintraubdice que los poderes de Brasilia «son el cáncer del país» y que si fuera por él «encarcelaría a los 11 jueces del Supremo Tribunal Federal». Durante la pandemia, Bolsonaro perdió ya cuatro ministros, dos de Salud (Luiz Mandetta y Nelson Teich), uno de Justicia (Sérgio Moro) y Weintraub.

Detenido.
Por su parte, el ex policía detenido es Fabricio Queiroz, uno de los mejores amigos del presidente Bolsonaro y chofer de Flavio en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro hasta 2018. Queiroz está acusado por la fiscalía de Río de Janeiro de ser el ejecutor de una red de empleados «ñoquis» de la oficina de Flavio, que devolvían parte de sus salarios para luego lavar el dinero en el sistema legal, una práctica que en el argot brasileño se conoce como «rachadinha».
El amigo del presidente fue detenido en una casa de campo en Atibaia, interior del estado de San Pablo, propiedad del abogado Frederick Wasseff, por orden del juez Flavio Itabaiana de Río de Janeiro. Entre las transacciones sospechosas se encuentra un cheque de Queiroz cobrado por la primera dama, Michele Bolsonaro.
Se estima que entre 2009 y 2018 Queiroz pudo haber desviado unos 7 millones de reales, casi 1,5 millones de dólares, con el esquema de ñoquis Queiroz no estaba prófugo pero no había acudido a declarar como testigo y su paradero era desconocido hasta ayer. Estaba oculto en la casa del abogado Wasseff, pieza clave del bolsonarismo, a tal punto que el presidente recibió el miércoles en un acto al letrado, en el Palacio del Planalto. Wasseff es el defensor de Flavio en el escándalo y del presidente en el caso del atentado que sufrió en 2018.
La situación de Queiroz tiene múltiples aristas, porque también está sospechado de tener vínculos con las bandas parapolicías (llamadas milicias en Brasil) que dominan el delito en parte de la zona oeste de Río de Janeiro. (Télam)