Brasil y la UE juntos ante la crisis

Los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, de Francia, Nicolas Sarkozy, y de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso se comprometieron ayer a actuar juntos para combatir la crisis internacional, incluso con propuestas comunes en el G-20, y los efectos del cambio climático en el planeta, así como para retomar las negociaciones de la Ronda de Doha.
Al concluir ayer en Río de Janeiro la II Cumbre Brasil-UE, Sarkozy dijo que espera que la UE y Brasil lleven propuestas conjuntas a la próxima cumbre del G-20, que se celebrará el 2 de abril en Londres, incluso sobre las reformas al sistema financiero internacional. Tales propuestas, agregó el mandatario francés, incluyen la definición de un nuevo papel para el Fondo Monetario Internacional (FMI) y pretenden “lanzar las bases de un sistema financiero más equilibrado con control y fiscalización mayores de las instituciones financieras”.

Desafíos.
La reunión del G-20 en Washington, celebrada en noviembre pasado, “demostró que hay espacio para una respuesta concertada de los países desarrollados y en desarrollo ante los complejos desafíos de la actualidad”, dijo Lula por su parte. “Para evitar que la crisis financiera se repita, los presidentes reiteran la necesidad de auxiliar en la reforma de la arquitectura financiera global y promover principios comunes para la reforma de los regímenes reguladores e institucionales de los mercados financieros”, asegura una declaración conjunta divulgada tras la cita.

“Venceremos la crisis”.
Refiriéndose a la crisis internacional, Lula afirmó que Brasil saldrá fortalecido de las dificultades si todos consumen “con responsabilidad”. “La crisis coincide con nuestro mejor momento. Es una pena, pero como estamos muy bien, la situación es menos complicada. Todos están de acuerdo que somos uno de los países más preparados para enfrentar este desafío”, afirmó en un mensaje transmitido ayer por la noche en cadena de radio y TV.
“Puedo asegurar que Brasil no solamente vencerá a la crisis, sino saldrá de ella más fuerte. Tenemos todas las condiciones para eso”, aseguró el mandatario, quien sin embargo señaló que “es fundamental que todos hagan su parte”.
“Quiero decir, con toda serenidad, que la crisis no nos asusta: el país está preparado y tiene comando” concluyó.