Inicio El Mundo Buscan reducir la desigualdad

Buscan reducir la desigualdad

LA OMC PROPONE SUSPENDER TEMPORALMENTE LAS PATENTES

La Organización Mundial del Comercio (OMC) debatía el lunes una propuesta sobre las patentes que divide al Norte rico del Sur en vías de desarrollo, mientras el presidente de Rusia, Vladimir Putin, informó que las vacunas de su país son efectivas contra las nuevas variantes de coronavirus y la Unión Europea (UE) adelantó un plan para crear un «pase verde digital» sanitario que algunos países miembro quieren usar como pasaporte Covid.
La OMC comenzó a debatir una propuesta para suspender temporalmente los derechos de propiedad intelectual de las vacunas anti-Covid-19, lo que permitiría aumentar su producción y garantizar una distribución más equitativa en el planeta, aunque Estados Unidos, la UE y Suiza, donde se encuentran las sedes de varios gigantes farmacéuticos, y países ricos, como Noruega, Japón, Australia y el Reino Unido, se oponen.
El texto -apoyado por un centenar de países, incluyendo a Argentina, la Unión Africana y ONGs- propone derogar algunas de las obligaciones incluidas en el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (Adpic), «los diseños y modelos industriales, los derechos de autor y la protección de las informaciones no divulgadas», para que cualquier país pueda producir las vacunas sin preocuparse de las patentes.
En paralelo, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien también respalda la iniciativa de la OMC, recalcó la desigualdad y lamentó que los países de bajos ingresos recién estén comenzando a vacunar a los sanitarios contra el coronavirus.
«Es alentador ver que los trabajadores de la salud en los países de bajos ingresos comienzan a ser vacunados contra la Covid-19, pero es lamentable que esto llegue casi tres meses después de que algunos de los países más ricos comenzaran sus campañas de vacunación», criticó en rueda de prensa desde Ginebra, citado por la agencia Europa Press.

Covax.
Dos de los países que se convirtieron en los primeros en emprender la inmunización con dosis suministradas a través del mecanismo Covax fueron Ghana y Costa de Marfil.
El sistema impulsado por la OMS para ayudar a enfrentar la pandemia a los países menos favorecidos prevé asignar 237 millones de dosis de vacunas a 142 economías participantes de la iniciativa antes de finales de mayo
En el caso de Ghana, el presidente Nana Akufo-Addo, de 76 años, se consagró como la primera persona del mundo en ser inoculado con una dosis de la vacuna contra el coronavirus de Oxford/AstraZeneca, una semana después de recibir la primera entrega de Covax.
«Es importante que predique con el ejemplo, demostrando que esta vacuna es segura al ser la primera persona en recibirla, para que todos en Ghana se sientan cómodos al vacunarse», dijo el jefe de Estado.
Asimismo, el presidente de la OMS informó que por primera vez en siete semanas se registró un aumento en el número de contagios a nivel global, con mayor presencia en América, Europa, el Sudeste Asiático y el Mediterráneo Oriental. En total, desde el inicio de la pandemia de coronavirus el mundo acumulaba 114,3 millones de casos y 2,53 millones de decesos.

Pase verde.
Por otro lado, la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, adelantó a través de Twitter que presentará este mes un proyecto de ley para crear un «pase verde» sanitario que registre si su portador se vacunó contra el coronavirus, se hizo un test o superó la enfermedad.
Y en forma separada, durante una reunión con eurodiputados y diputados alemanes, Von der Leyen expresó que la CE buscaría «en los próximos meses» crear una base técnica para un certificado digital aceptado en los 27 países de la UE.
Países que dependen del turismo, como Grecia, y las empresas aéreas aspiran que el documento sirva como un «pasaporte sanitario» que permita a las personas inmunizadas evitar pruebas o cuarentenas al viajar. (Télam)

Pandemia no termina
Es impensable que el mundo pueda deshacerse del estrago pandémico para finales de este año, advirtió ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS), que renovó su preocupación al difundirse el primer aumento de coronavirus en la última semana con relación a las siete anteriores.
«Es muy prematuro y no me parece realista pensar que terminaremos con este virus para fin de año», consideró el director de Emergencias de la OMS, Michael Ryan.
Más optimista, añadió que «si somos inteligentes, creo que podremos terminar con las internaciones, las muertes y la tragedia asociadas» con este flagelo.
Por su parte el director de la OMS, Tedros Ghebreyesus, lamentó durante un informe online que el número de enfermos registrados en la última semana, luego de seis semanas consecutivas en baja, aumentó respecto de las siete anteriores.
Precisó que los casos señalados aumentaron en las Américas, en Europa, en el sudeste asiático y en el Mediterráneo oriental, según reporte de la agencia de noticias ANSA.
«Esto es decepcionante pero no sorprendente», concluyó.