Carlés apoyó las consignas del Papa Francisco

El jurista argentino y candidato del Ejecutivo nacional para la Corte Suprema, Roberto Carlés, apoyó las consignas del Papa Francisco en contra de la pena de muerte, que el Sumo Pontífice discutió con él jueves y viernes en el Vaticano, y aseguró: “el rol de nuestra generación es buscar el camino correcto para tener un mundo más justo e igualitario”.
En una entrevista que publicada ayer en el periódico oficial del Vaticano, L’Osservatore Romano, Carlés, abogado de 33 años propuesto por el Poder Ejecutivo para ser parte del máximo tribunal, destacó que “Francisco no podría ser más claro en sus pedidos” de rechazo a la pena de muerte y la búsqueda de moratorias de la pena capital.
En el extenso reportaje, Carlés sostuvo que la principal tarea es “conjugar el compromiso concreto con la reflexión teórica a favor de la lucha contra la pena de muerte” y es presentado por el diario oficial del Vaticano y que expresa la sintonía de Francisco como “un joven jurista argentino, de 33 años, parte de la Comisión Internacional contra la pena de muerte” y que “es el traitd’union entre ellos y el Santo Padre para elaborar propuestas técnicas concretas con la finalidad de la abolición de la pena de muerte”.

Números muy altos.
“A pesar de la disminución de la pena de muerte en todo el mundo, los números todavía son muy altos. En los países en los que aún está vigente la pena capital, hay serios problemas acerca del respeto de las normas y estándares internacionales, en especial por la limitación de la pena de muerte únicamente para los delitos más graves, la inaplicabilidad para los menores de edad y la garantías para un justo proceso”, asegura en el reportaje el jurista y doctor en Derecho Penal por la Università degli Studi di Ferrara.
“El Papa ha lanzado un mensaje muy fuerte y valiente que, espero, pueda ayudar para acelerar el debate publico acerca de la abolición de la pena perpetua”, destaca Carlés, que sostiene: “la idea de que la pena nunca tiene fin, esta en abierta contradicción con la idea cristiana de perdón y de redención, siempre posibles, además de ser un principio básico de la civilización jurídica occidental que se refiere al carácter reeducativo, y no simplemente punitivo, de la pena”.
Además, Carlés recordó en la entrevista el encuentro de más de una hora y media que mantuvo con Francisco en la residencia de Santa Marta y destacó que en ese encuentro Francisco le dijo “varias veces que hay mucho por hacer”. (Télam)