Cayó otro acusado

ESTUDIANTES DESAPARECIDOS EN MEXICO

Familiares de personas desaparecidas en el municipio de Iguala, estado mexicano de Guerrero, hallaron ocho cuerpos en tres fosas clandestinas, informó una fuente comunitaria, mientras se informó que la Policía Federal de México capturó a un presunto miembro del cartel Guerreros Unidos, sindicado como responsable de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotizinapa.
Los familiares, acompañados por policías comunitarios, encontraron tres cadáveres el miércoles y otros cinco el jueves en las fosas descubiertas en el paraje denominado La Laguna, informó un vocero de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg) citado por la agencia Efe.
Desde la desaparición de los estudiantes el pasado 26 de septiembre en Iguala, la Upoeg, organización comunitaria que surgió en enero de 2013, asiste a los pobladores en la búsqueda de familiares desaparecidos.
Hasta ahora encontraron unos 40 restos humanos en Iguala, algunos de más de cinco años y que no coinciden con los estudiantes de una escuela rural para maestros desaparecidos en septiembre a manos de policías municipales y miembros del grupo criminal Guerreros Unidos, en un trágico episodio que puso contra las cuerdas al gobierno y al presidente Enrique Peña Nieto.
A su vez, algunos padres de esos estudiantes y policías comunitarios iniciaron el jueves una búsqueda de los jóvenes en la Loma del Zapatero, en Iguala, sin encontrar indicio alguno. Los padres dijeron que planean quedarse tres días más en la zona.
Por otra parte, la Policía Federal capturó en el estado de Morelos, en el centro de México, a Felipe Rodríguez Salgado, presunto miembro de Guerreros Unidos, según informó Efe. (Télam)