Inicio El Mundo Chile votó contra el pinochetismo

Chile votó contra el pinochetismo

La opción «Apruebo» al cambio de la Constitución se impuso de manera contundente en Chile y al cierre de esta edición lograba un 77,85% de los votos, cuando ya se había escrutado casi la mitad de las mesas de todo el país, mostrando una aprobación irreversible al proceso para cambiar la actual carta magna, impuesta en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-90). El «Apruebo» obtenía 2.496.143 votos mientras la opción «Rechazo» apenas alcanzaba 710.378 sufragios, en una elección con mayor participación que el promedio histórico de un país donde el voto es voluntario.
Anoche mismo miles de chilenos salieron a festejar masivamente en la Plaza Italia (lugar de encuentro y celebraciones en Santiago) el rotundo triunfo que permitirá iniciar el largo proceso para enterrar el legado político de Pinochet, pedido que estuvo en el centro de los reclamos del estallido social iniciado en octubre de 2019. Los festejos se repetían en las calles de todo el país, con vecinos celebrando desde los balcones de sus departamentos, en las puertas de sus casas y en autos con banderas y bocinazos.

Reconocimiento.
El presidente Sebastián Piñera acompañado por todo su gabinete reconoció en rueda de prensa en el Palacio de La Moneda el triunfo del «Apruebo» y de la Convención Constitucional (que se conformará en un 100% por ciudadanos electos para este propósito con composición paritaria entre hombres y mujeres) para redactar la nueva Constitución. «Hoy los chilenos y chilenas expresaron libremente su voluntad a través de las urnas, eligiendo la opción de una Convención Constituyente, por primera vez con plena igualdad entre hombres y mujeres, para acordar una Nueva Constitución para Chile».
«Hoy han triunfado la ciudadanía y la democracia. Hoy prevalecieron la unidad sobre la división y la paz sobre la violencia. Y esto es un triunfo de todos los chilenos que amamos la democracia, la unidad y la paz. Y sin duda, este triunfo de la democracia nos debe llenar de alegría y esperanza» continuó el mandatario.
«Este plebiscito no es el fin, es el comienzo de un camino que juntos deberemos recorrer para acordar una nueva Constitución para Chile. Hasta ahora la Constitución nos ha dividido. A partir de hoy, todos debemos colaborar para que la nueva Constitución sea el gran marco de unidad, de estabilidad y de futuro, y se constituya en la Casa de Todos y en la Ley Fundamental de la República, respetada y legitimada por todos los chilenos», concluyó.
En cuanto al mecanismo para discutir la nueva constitución, la opción de una Convención Constituyente designada mediante el voto se imponía anoche con un 78,97% de los votos, sobre la opción de una Convención Mixta Constitucional (50% constituyentes y 50% parlamentarios) contra el 21,03%.
(Télam)