Inicio El Mundo ¿Cómo actúa Trump frente al aumento sostenido de muertes en EEUU?

¿Cómo actúa Trump frente al aumento sostenido de muertes en EEUU?

El gobierno del presidente Donald Trump decidió no aplicar recomendaciones de los principales epidemiólogos de su país sobre cuándo y cómo aliviar cuarentenas en Estados Unidos, pese a que las muertes superaron hoy las 75.000 y un modelo matemático predice ahora hasta 134.000 decesos por el nuevo coronavirus.

En tanto, el impacto del parón provocado por la pandemia se siente con fuerza en la primera economía mundial, donde más de 3,1 millones de personas pidieron la semana pasada el subsidio de desempleo, lo que elevó el total de solicitudes a más de 33 millones en las últimas seis semanas.

La cifra acumulada desde el inicio del brote equivale al 22% de la población en edad de trabajar, según informó hoy el Departamento de Trabajo, citado por la agencia de noticias EFE.

No obstante, estos datos brindan sólo un escenario parcial del mercado laboral estadounidense ya que no incluyen a millones de trabajadores independientes y subcontratistas.

Tras registrar una tasa de desempleo de 4,4% en marzo, las autoridades darán a conocer mañana el índice correspondiente a abril que, según los pronósticos de algunos analistas, podría alcanzar hasta un 16%.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, Trump se ha mostrado ansioso por relanzar la economía del país, cuyos buenos indicadores -con los que contaba el mandatario para su reelección en noviembre- se desplomaron por la parálisis provocada por las restricciones impuestas para frenar el brote.

Por eso, pese a las recomendaciones de los expertos médicos de su país, el magnate republicano instó a los gobernadores a retirar las medidas anticrisis y reactivar cuánto antes sus estados, sin coordinar una salida conjunta y coordinada.

El gobierno de Trump decidió la semana pasada descartar un documento que había solicitado a los principales epidemiólogos del país con recomendaciones detalladas para las autoridades locales sobre cuándo y cómo reabrir restaurantes y otros lugares públicos cerrados por la Covid-19.

El informe de 17 páginas del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), titulado «Guía para implementar el marco de referencia para volver a abrir a Estados Unidos», fue escrito para ayudar a líderes religiosos, dueños de comercios, educadores y funcionarios estatales y locales a reanudar sus actividades de la manera más segura.

Se suponía que iba a ser publicado el viernes pasado, pero los científicos del CDC que lo elaboraron fueron informados en las últimas horas de que no será aplicado, según informaron CNN y otros medios estadounidenses, que citaron a funcionarios del organismo que pidieron no ser identificados.

“Estamos acostumbrados a lidiar con una Casa Blanca que nos pide cosas y después todo es un caos. Un equipo de personas del CDC pasó incontables horas en respuesta» al pedido del gobierno de elaborar las recomendaciones, dijo un funcionario a CNN.

Un integrante de la Fuerza de Tarea de la Casa Blanca para el coronavirus envió un comunicado al canal de noticias que confirmó la decisión de no implementar las recomendaciones y dejar las decisiones sobre las cuarentenas a los gobiernos estatales.

“El 16 de abril, el presidente Trump difundió guías para volver a abrir a Estados Unidos. Esas directivas dejan en claro que cada estado debe abrir de manera segura y responsable sobre la base de datos y esfuerzos de respuesta al brote de esos estados individuales», sostuvo el comunicado.

Con más de 1,25 millones de contagios y más de 75.000 muertes, Estados Unidos es el epicentro mundial de la pandemia, según la base de datos de la Universidad Johns Hopkins.

Si bien más de la mitad de los estados del país decidieron seguir a Trump e iniciar la desescalada, lo cierto es que el aumento de casos y decesos por la enfermedad continúa siendo sostenido.

De hecho, un modelo matemático hecho por la Universidad de Washington, frecuentemente citado por la Casa Blanca, predice ahora que 134.000 personas morirán en el país por el nuevo coronavirus, casi el doble de los 72.433 fallecimientos previstos en su proyección previa de esta semana y que ya quedó superada por la realidad.

Otro modelo elaborado por expertos que asesoran al gobierno pronostica un aumento de los casos y muertes por Covid-19 en las próximas semanas, con un promedio de 3.000 decesos hasta el 1 de junio, según un documento obtenido y publicado anoche por el diario The New York Times.

En la última semana, el promedio de muertes diarias por el virus en Estados Unidos fue de unas 2.000, según Johns Hopkins.

El abrupto incremento en ambos modelos se relaciona con el relajamiento de las medidas de distanciamiento social y la mayor circulación pública en estados de todo el país que han levantado sus cuarentenas para revivir sus economías y calmar a muchos de sus residentes.

El director del Instituto de Evaluación y Estadística Sanitaria de la Universidad de Washington, doctor Christopher Murray, dijo a CNN que el aumento de fallecidos también se explica porque algunos estados están reportando ahora muertes que se supone fueron por coronavirus y por el pico de casos que hubo en plantas de procesamiento de carne.

Trump había dicho que esperaba 65.000 muertes por coronavirus en Estados Unidos, pero el domingo revisó la cifra a la alza y habló de entre 80.000 y 90.000 fallecimientos.

Previamente, la doctora Deborah Birx, que integra el equipo especial de la Casa Blanca para la luchar contra la Covid-19, había estimado entre 100.000 y 240.000 muertos en el país, incluso con distanciamiento social.

Ayer, Trump dio marcha atrás a su plan para desmantelar el equipo de trabajo contra el coronavirus que ahora mantendrá «indefinidamente», mientras admitió que la pandemia ha sido peor para su país que los ataques del 11-S de 2001 o el de Pearl Harbor durante la Segunda Guerra Mundial. (Télam)