Inicio El Mundo Continúa la tensión en Colombia

Continúa la tensión en Colombia

EL PRESIDENTE IVAN DUQUE SE REUNIO CON GOBERNADORES

El Ejército de Colombia escoltó ayer la entrada de camiones con combustible y alimentos a la ciudad de Cali, dominada desde hace días por protestas antigubernamentales que son reprimidas por la policía, mientras el presidente Iván Duque buscó dar una muestra de fuerza en una reunión con todos los gobernadores.
«Estamos haciendo unos corredores de movilidad humanitarios (en Cali) con el fin de transportar los alimentos no solamente para las personas, sino también para los animales», informó el comandante de la Tercera Brigada del Ejército, Miller Nossa, en declaraciones a Caracol Radio. El ingreso de los camiones con mercadería se dio después de que se alcanzara un acuerdo con sectores de transportistas que mantienen bloqueadas las principales rutas del país.

Heridos.
Mientras tanto, testigos denunciaron que tres personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad, tras recibir disparos efectuados desde un vehículo «de alta gama» mientras se manifestaban en el centro de Cali contra la reforma económica del gobierno. La Policía Metropolitana de Cali se comprometió a investigar el ataque y aclaró que la protesta se desarrollaba en un lugar sin efectivos de la Policía Nacional.
Además, el fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, anunció que está previsto que varios agentes de policía sean imputados por la comisión de delitos de homicidio tras una serie de investigaciones y una lluvia de denuncias en las últimas horas. Según la investigación, tres de los 11 presuntos homicidios que se registraron conducen a la imputación de miembros de la Policía Nacional colombiana. De acuerdo a la Fiscalía, hay 24 muertos en el marco de las protestas y 11 de ellos estarían vinculados específicamente con las manifestaciones. Pero el propio gobierno subió ayer a 27 el número de muertos, y un informe del Ministerio de Defensa citado por Caracol Radio indica que 17 de esas muertes fueron en Cali. Organizaciones sociales, sin embargo, sostienen que los muertos son más y destacan que aún quedan cientos de desaparecidos.

Acusaciones.
Con Cali en el centro de las miradas, el titular de Defensa, Diego Molano, volvió a vincular a la guerrilla ELN con «actos vandálicos y terroristas» en el marco de las protestas, a partir de la detención de alias Lerma, presunto cabecilla del frente urbano de la organización guerrillera en la ciudad. «Esta captura demuestra la vinculación del ELN con los hechos y genera un camino para seguir la investigación. Queda claro que detrás de los actos vandálicos y terroristas en Cali de la última semana está una organización terrorista y narcotraficante», dijo Molano.
No es la primera vez que el gobierno de Duque denuncia ataques o agresiones de guerrilleros en medio de protestas masivas que terminaron siendo reprimidas por la Policía y provocaron múltiples denuncias de violaciones a los derechos humanos.
Pese a las advertencias del gobierno, las protestas continuaron ayer en el undécimo día de manifestaciones en Medellín, Cali, Barranquilla y Bogotá. (Télam)