Inicio El Mundo Crean un grupo militar de elite

Crean un grupo militar de elite

COLOMBIA: GOBIERNO BUSCA FRENAR LAS MATANZAS EN EL PAIS

El gobierno de Colombia anunció ayer la creación de un cuerpo militar y policial de elite dedicado a prevenir los homicidios colectivos, después de que se reportaran tres masacres que dejaron al menos 17 muertos en las últimas 24 horas y cinco con 30 víctimas mortales en lo que va del mes, informó la prensa local. El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, informó la decisión oficial de poner en marcha la «unidad especial de identificación, ubicación y judicialización de perpetradores de homicidios colectivos».
Será «una unidad especial con características de elite, integrada por nuestros mejores hombres en las distintas fuerzas, a efecto de identificar, ubicar y judicializar a quienes hayan participado en estos homicidios colectivos», dijo Holmes Trujillo en un acto oficial en el departamento Arauca.
La Policía Nacional aportará a ese cuerpo efectivos del Grupo Antiterrorismo de la Dirección de Investigación Criminal (Dijin), el Grupo de Homicidios, la Dirección de Inteligencia y el Centro de Análisis Criminal, reveló el director de Seguridad Ciudadana de la fuerza, general Jorge Vargas. Agregó que también formarán parte de la unidad las Fuerzas de Tarea Conjuntas de las Fuerzas Militares y un fiscal, que tendrá la tarea de coordinar el trabajo del grupo.

Tres masacres.
El anuncio se produjo ayer horas después de que se informara que el día anterior se produjeron en el país tres masacres que dejaron al menos 17 fallecidos. Una de ellas ocurrió el viernes precisamente en el municipio Arauca del departamento homónimo, donde murieron cinco personas, aparentemente todas de nacionalidad venezolana y a manos de un grupo activo disidente de la desmovilizada organización guerrillera FARC, según informó el Ejército.
Hace dos semanas, ese grupo distribuyó panfletos en los que advertía que atentaría contra ladrones de ganado en la zona. Si bien en este caso la masacre no parece relacionarse con el comercio de drogas -de hecho, Arauca es una región casi libre de cultivos ilícitos aunque es corredor importante para el tráfico de estupefacientes-, Holmes Trujillo afirmó que detrás de los episodios de las últimas horas está «el impacto peligrosísimo y tremendo del narcotráfico».
Por otra parte, durante la noche del mismo viernes se reportó la muerte de seis personas en El tambo, en el departamento Cauca, y ayer en la mañana la de otras seis en Tumaco, departamento Nariño. Las tres masacres de las últimas horas se suman a otras ocurridas este mes, una en Cali, en el departamento Valle del Cauca, donde el 11 murieron cinco niños, y la otra en Samaniego, Nariño, donde fallecieron ocho universitarios.

Narcotráfico.
Holmes Trujillo sostuvo que «no corresponde a la realidad» afirmar que en el gobierno del presidente Iván Duque «volvieron los homicidios colectivos», que en su opinión vienen de tiempo atrás. «Un solo caso duele, un solo caso hay que rechazarlo, pero también hay que informar con toda claridad, porque, por razones de naturaleza política y de oposición al gobierno, se señala que este es un fenómeno nuevo, que apenas se presenta en la administración del presidente Duque, lo cual no es cierto», dijo.
El ministro subrayó que los responsables son «los mismos masacradores de siempre y por las mismas razones: ex-FARC, ELN (la organización guerrillera Ejército de Liberación Nacional), grupos narcotraficantes y delincuentes de todas las pelambres».
El propio Duque, tras reunirse ayer en Cali con familiares de los cinco niños asesinados en esa ciudad, afirmó que «la lucha contra el narcotráfico, contra el terrorismo, contra la extracción ilegal de minerales, es un deber moral y hay que hacerla». (Télam)