Inicio El Mundo Crece la expectativa en Perú

Crece la expectativa en Perú

ESPERAN EL CONTEO DE LOS VOTOS DEL EXTERIOR

Perú vivió ayer otra jornada de expectativa por el escrutinio del balotaje presidencial, en el que el sindicalista de izquierda Pedro Castillo seguía aventajando de manera ajustada a la populista de derecha Keiko Fujimori, a la espera del conteo de la mayoría de los votos de peruanos en el exterior y de la resolución de las actas impugnadas u observadas.
La ansiedad llevó a grupos de simpatizantes de los dos candidatos a concentrarse frente a la sede de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), encargada del escrutinio, y en el caso de los de Fujimori, a plantear sospechas de fraude que fueron descartadas por autoridades, políticos, observadores internacionales y expertos.
Castillo reunía ayer 50,24% de los votos válidos contra 49,76% de Fujimori, con una diferencia de 84.000 votos entre poco más 17,2 millones de sufragios válidos computados, cuando se había contabilizado 96,48% de las actas.
El avance del escrutinio disminuyó a la espera de la mayoría de las actas de las mesas en el extranjero, que la ONPE ya había advertido que llegarían «mayoritariamente» entre hoy y mañana, sobre todo aquellas procedentes de países más alejados.
«Las actas del exterior no llegan en un solo envío; van llegando por valija diplomática, de acuerdo a cada consulado de los diversos países, e ingresan al centro de cómputo», explicó en Twitter el politólogo Fernando Tuesta, quien dirigió la ONPE entre 2000 y 2004.
La Cancillería peruana informó en un comunicado que ayer llegarían al país «21 cónsules portando un total de 2.646 actas», luego de que ayer arribaran «seis cónsules con 303 actas, que ya están contabilizadas», y otras 398 por vía electrónica, según la agencia de noticias Andina.
Además de las poco menos de 1.700 actas que quedaban por procesar, faltaba conocer la resolución sobre al menos 1.385 que estaban impugnadas u observadas y fueron remitidas al Jurado Nacional de Elecciones (JNE).
Si ninguno de los candidatos alcanza antes una diferencia irreversible cuando la ONPE haya procesado el total de las actas, será preciso esperar las decisiones del JNE, que usualmente demora algunos días en pronunciarse sobre los casos más complejos, para proclamar al mandatario electo, tal como sucedió hace cinco años, cuando Fujimori perdió ajustadamente ante Pedro Pablo Kuczynski.
De manera excepcional, el JNE decidió que esta vez hará públicas «las deliberaciones y votaciones sobre las actas observadas que fueran apeladas», informó su presidente, Jorge Salas, a la radio RPP.

Manifestación.
En ese contexto, grupos de simpatizantes de los dos candidatos se manifestaron en las inmediaciones de la sede de la ONPE, en el centro de Lima.
Los seguidores de Castillo reclamaron «un conteo transparente», mientras los de Fujimori protestaron por un presunto fraude, según el diario limeño La República.
Fujimori afirmó el lunes a la noche, en conferencia de prensa, que sus colaboradores detectaron «una estrategia de parte de Perú Libre (PL, el partido de Castillo) para distorsionar o dilatar los resultados que reflejen la voluntad popular».
Explicó que esa supuesta estrategia se llevaba a cabo mediante el proceso de impugnación de actas, «donde la mayoría, sobre todo, tratan de evitar que las actas con mayor votación para Fuerza Popular (FP, su partido) no sean contabilizadas».
La posibilidad de fraude fue rechazada no solo por PL sino por autoridades, políticos de otras fuerzas, así como por observadores internacionales y expertos.(Télam)