Inicio El Mundo Crecen las críticas por los dichos de Sebastián Piñera

Crecen las críticas por los dichos de Sebastián Piñera

EL MANDATARIO ASEGURO QUE FUE UNA "GRAN LECCION"

El presidente Sebastián Piñera afirmó que lo peor de la crisis que vive Chile «ya pasó». En una entrevista publicada ayer por el diario «La Tercera» consideró además que 2020 será un mejor año, en el cual prometió trabajar en solucionar los problemas que han denunciado millones de chilenos desde el 18 de octubre.
Con respecto a la crisis actual el mandatario admitió como en ocasiones anteriores, que no hubo «la suficiente sensibilidad para darnos cuenta de ello, no teníamos el sentido de urgencia que se requería. Esa es la gran lección de estos 70 días». Asimismo hizo un mea culpa sobre su gestión, muy criticada y que lo ha llevado a los más bajos índices de respaldo popular entre todos los mandatarios de la etapa posterior a la dictadura, al exponer que «no estoy libre de errores y he cometido errores. Lo lamento y pido perdón por ellos».

Violación a los DDHH.
Sobre las múltiples violaciones de derechos humanos denunciadas por entidades nacionales y e internacionales, el mandatario dijo reconocer los casos señalados, sin embargo, apoyó la gestión del director de Carabineros, general Mario Rozas, cuya renuncia por esos desmanes exigen organizaciones sociales y políticas.
Según Piñera, el alto oficial «ha hecho todos los esfuerzos a su alcance para prevenir y evitar atropellos a los derechos humanos y cuando estos han ocurrido ha hecho todos los esfuerzos para que esos casos no queden en la impunidad a través de sumarios internos de Carabineros y de poner los antecedentes en manos de la fiscalía».

Medidas.
Una vez más, el mandatario anunció medidas para el próximo año, en específico una «reforma al sistema de pensiones que favorezca a la clase media, a las mujeres, a los adultos mayores no valentes y que reestructuren la industria de las AFP, para que sea más competitiva, más transparente, más abierta y más justa». La segunda es una «profunda» reforma al sistema de salud con la creación, según dijo, de un plan universal que le asegure a todo el mundo un plan básico.
Ambas al parecer tienden a realizar algunas modificaciones en los mecanismos de salud y pensiones existentes, aunque el movimiento social exige cambios radicales que incluso conduzcan a la eliminación del negocio privado en esos sectores.

Críticas.
Una vez más, estos dichos del presidente generaron duras críticas de la oposición. Álvaro Elizalde, presidente del Partido Socialista, dijo que Piñera «no dimensiona lo que realmente está ocurriendo en el país». Añadió que tales declaraciones, «lejos de contribuir a superar la crisis como una señal de que ha escuchado a la ciudadanía y está dispuesto a acoger sus demandas, son el reflejo de que no está escuchando, que se está cerrando a lo que están reclamando los ciudadanos».
Para el diputado comunista Daniel Núñez, «las palabras de Piñera corroboran lo que ha sido siempre la estrategia del Gobierno que es apostar al desgaste, esperar que esto pasara por cansancio, agotamiento, por el ciclo natural de las protestas sociales». Núñez precisó que, en cambio, «este ciclo no ha terminado y su término va a estar muy vinculado al plebiscito de abril y al resultado de la Asamblea Constituyente».

Otra dirección.
En la misma línea, el presidente del Partido Radical, Carlos Maldonado, aseguró que contrario a lo que dice Piñera «la crisis está ahí, sigue vigente y lista para rebrotar aún con más fuerza, porque las inequidades estructurales siguen también ahí, afectando la calidad de vida de millones de chilenos». Puntualizó que «este Gobierno, políticamente, terminó el 18 de octubre, su programa ya se hizo inviable, porque la ciudadanía dijo fuerte y claro que quiere ir en otra dirección». En tanto el diputado de Convergencia Social Diego Ibañez señaló que lo peor de la crisis para las familias chilenas sigue vivo. (Prensa Lationa)