miércoles, 30 septiembre 2020
Inicio El Mundo Crecen los casos de Covid-19

Crecen los casos de Covid-19

LA OMS PIDIO A EUROPA IMPONER MAS RESTRICCIONES

Con poco más de 100.000 nuevos contagios de coronavirus en el mundo y más de 1.500 muertes en las últimas 24 horas, la segunda ola de la enfermedad avanza sobre Europa sin dar tregua y los países vuelven a imponer restricciones en busca de un equilibrio entre evitar la crisis sanitaria y apuntar a la recuperación económica.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) contabilizó el martes un total de 29.155.581 casos y 926.544 muertes en todo el mundo, cerca de 243.000 contagios y 4.500 fallecidos menos que los datos aportados por la universidad estadounidense Johns Hopkins, mientras la pandemia golpea fuertemente los sistemas sanitarios y las economías de los países afectados.
Asimismo, ya se contagiaron unos tres millones de trabajadores sanitarios, equivalentes a 10% de todas las infecciones registradas en todo el mundo, según el Consejo Internacional de Enfermería (ICN, en inglés).
Tras las restricciones impuestas a principios de año en el hemisferio norte, los países comenzaron a salir gradualmente de ellas de cara a la época estival.
Sin embargo, los cierres de fronteras y las limitaciones a la movilidad decretadas en todo el mundo provocaron la caída de un 65% de turistas durante el primer semestre y el desplome del turismo internacional redujo en 460.000 millones de dólares los ingresos del sector, según estimó ayer la Organización Mundial del Turismo (OMT).
La debacle es generalizada en todas las regiones, aunque la más golpeada es la de Asia y el Pacífico (72% menos de llegadas de turistas), seguida de Europa (-66%), África y Oriente Medio (-57%) y América (-55%).
La OMT destacó también el fuerte impacto en la región mediterránea del sur de Europa (-72%), con importantes destinos turísticos como España e Italia que se convirtieron en importantes focos de la pandemia.

Europa.
El Reino Unido superó los 3.000 casos diarios por tercer día consecutivo y -según la prensa local- las autoridades británicas estarían dispuestas a cerrar los pubs y los restaurantes desde las 21 y las 22, respectivamente.
Después de días de aumentos constantes en el número de contagios, las nuevas restricciones comenzaron a regir en Portugal, que ingresó en un nuevo estado de contingencia, con el regreso a las actividades laborales y el reinicio de las clases presenciales, al igual que Italia.
A partir de ayer, la venta de alcohol en estaciones de servicio quedó suspendida, mientras en el resto de los establecimientos solo se permitirá hasta las 20, ya que quedó prohibido el consumo en la vía pública. Portugal suma 64.596 contagios por coronavirus y 1.871 muertes.
Funcionarios europeos observan con preocupación las señales de inicio de una posible segunda ola, por lo que la primera ministre de Dinamarca, Mette Fredeiksen, también anunció hoy nuevas restricciones, entre las que se incluye el cierre de bares y restaurantes de Copenhague y alrededores antes de las 22.
La gravedad de la situación en Israel y la alerta por parte de los hospitales que temen no dar abasto para tratar a todos los pacientes, llevó al Gobierno de Benjamin Netanyahu a decretar un confinamiento nacional de tres semanas a partir de este viernes, una decisión que le costó la renuncia de su ministro de Vivienda.
Sin embargo, a tres de días de la puesta en vigor de las restricciones, el país registró casi 5.000 casos de coronavirus, un nuevo récord desde el inicio de la pandemia. Israel cuenta con más de 40.000 casos aún activos y 1.141 muertos, según los datos oficiales.

América.
Estados Unidos se acercaba a los 6,6 positivos y contabiliza unos 195.414 muertos, mientras que el Gobierno del presidente Donald Trump se esfuerza -a 49 días de las elecciones presidenciales- por recuperar la actividad económica del país que se encuentra sumergida en la peor crisis desde la gran depresión.
Brasil es el segundo país con más muertos (132.006) y el tercero con más contagios (4.345.610), desplazado en los últimos días por India (4.930.236). (Télam)

Británicos pierden empleos
Al menos 695.000 británicos perdieron su empleo en el Reino Unido desde que comenzó la cuarentena, impuesta el 23 de marzo pasado para evitar la propagación del coronavirus, siendo los jóvenes los más afectados, según cifras oficiales.
La Oficina de Estadísticas Nacionales británica (ONS por sus siglas en inglés) informó ayer que la tasa de desempleo aumentó al 4,1% entre marzo y agosto, debido al impacto de la pandemia.
Si bien los despidos fueron históricamente bajos, tanto los cambios trimestrales como los anuales son los más grandes observados desde la crisis financiera en 2009.
El organismo informó que el aumento del desempleo afectó particularmente a los jóvenes, ya que reveló un aumento de 76.000 en el número de desempleados de entre 16 y 24 años, durante el trimestre.
Las medidas de distanciamiento social para evitar la propagación del virus paralizaron gran parte de la economía del Reino Unido, lo que obligó a los trabajadores a quedarse en sus domicilios, cerrar los comercios y detener el transporte.
Como resultado, muchas empresas se vieron obligadas a considerar la reducción de su fuerza laboral, haciendo que los empleados sean despedidos.
El director de estadísticas económicas de la ONS, Darren Morgan, dijo que si bien algunos efectos de la pandemia en el mercado laboral estaban comenzando a desaparecer en julio, a medida que se reabre la economía, el número de empleados registrados en nómina volvió a caer en agosto, y tanto el desempleo como los despidos aumentaron drásticamente en julio.