Inicio El Mundo Crecen los contagios de Coronavirus

Crecen los contagios de Coronavirus

ENDURECEN LAS RESTRICCIONES POR LA NUEVA CEPA

Mientras varios países siguen mostrando altos índices de nuevos contagios de coronavirus, como Gran Bretaña, que ayer notificó 53.000 en un día, las autoridades comenzaron a mostrar preocupación por la resistencia de amplios sectores de la población a vacunarse, a punto tal que el Gobierno italiano anunció que no descarta declarar obligatoria la inmunización.
Paralelamente, Venezuela firmó el martes un contrato con Rusia para la adquisición de la vacuna Sputnik V, lo que permitirá en una primera fase alcanzar a 10 millones de personas, informó la vicepresidenta Delcy Rodríguez, y Cuba anunció que podrá inocular a toda su población con una vacuna propia en el primer semestre de 2021, afirmó el director del Instituto Finlay de Vacunas (IFV), Vicente Vérez Bencomo.
Un paso más atrás, el Gobierno de Colombia ratificó en las últimas horas el decreto que agiliza, a través del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), los trámites para permitir el uso de emergencia de las vacunas, de las que hay ya negociadas unas 40 millones de dosis.
Sin embargo, la gran expectativa que se vivió a mediados de la semana pasada con la puesta en funcionamiento de las primeras campañas de vacunación en los pocos países que hicieron punta en la carrera por los antídotos, dejó paso a una sensación de desazón de parte de las autoridades por la indiferencia -cuando no directamente resistencia- de parte de la población a la hora de decidir si quiere ser inmunizado.
El Gobierno italiano no descartó hacer obligatoria la vacunación si «en los próximos meses» no alcanza los dos tercios de la población, el mínimo necesario para pensar en una inmunidad de masas.

EE.UU.
El país que por lejos más vacunas ya aplicó es Estados Unidos, también el más golpeado por la pandemia, con más de 2.127.000 dosis inoculadas y un total de 11.445.000 distribuidas en el territorio, de acuerdo con las estadísticas de la red estatal de Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).
Sin embargo, autoridades sanitarias del gigante norteamericano mostraron su preocupación, tras advertir que la cifra de vacunados hasta ahora es diez veces menor que la prevista.
La vicepresidenta electa, Kamala Harris, recibió ayer la aplicación en un intento de convencer a la población de aceptar ser vacunada, luego de que hiciera lo propio el mandatario electo, Joe Biden, en una transmisión pública.
Estados Unidos acumula ya más de 19,3 millones de contagios de coronavirus, incluyendo 168.817 registrados en las últimas 24 horas, informó la Universidad Johns Hopkins.

Nueva Cepa.
El Gobierno de Chile anunció el martes que a partir del jueves todas las personas que ingresen al país deberán hacer una cuarentena obligatoria de diez días, poco después de informar que detectó el primer caso en el país de la nueva cepa británica de coronavirus, que tiene en vilo a Europa por su alto nivel de contagiosidad.
«A partir del 31 de diciembre, todos los chilenos y extranjeros que ingresan a nuestro país deberán hacer una cuarentena de diez días», informó en conferencia de prensa la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, poco después de que esa misma cartera anunciara el caso de una joven que estuvo recientemente en el Reino Unido, llegó al país desde el aeropuerto del Madrid el pasado 22 de diciembre y está contagiada con la nueva cepa.

Oxford.
El ente regulador de la Unión Europea (UE) dijo ayer que probablemente no podrá autorizar el uso de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca y la Universidad de Oxford en enero porque necesita más información de sus fabricantes, en tanto autoridades del bloque regional anunciaron la compra de 100 millones de dosis adicionales del imnunizante de Pfizer/BioNTech.
La multinacional sueco-británica AstraZeneca y la Universidad de Oxford «ni siquiera han llenado el formulario de solicitud formal (de autorización) ante nosotros», dijo el vicedirector de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), Noel Wathion.
La EMA solo ha recibido algo de información sobre esa vacuna, dijo Wathion al diario belga Het Nieuwsblad.
«No es suficiente para conceder una licencia de comercialización condicional. Necesitamos más datos sobre la calidad de la vacuna. Y, después de eso, la compañía tiene que hacer una solicitud formal» de aprobación, añadió.

EE.UU y la UE exigen a China la liberación de periodista
Estados Unidos y la Unión Europea exigieron ayer a China la liberación inmediata de la periodista Zhang Zhan, encarcelada por informar sobre la pandemia, mientras el jefe de la diplomacia norteamericana, Mike Pompeo, acusó a Beijing de ocultar el brote de coronavirus.
Zhang, una ex abogada detenida desde mayo, fue condenada el lunes a cuatro años de prisión por informar en Internet sobre el patógeno cuando a fines del año pasado apareció en la ciudad de Wuhan como una misteriosa enfermedad.
«Instamos a liberarla inmediata e incondicionalmente», sentenció Pompeo en un comunicado que recoge la agencia de noticias AFP.
«El Partido Comunista Chino mostró nuevamente que hará todo lo que sea por silenciar a quien cuestione la línea oficial del partido, incluso en cruciales informaciones de salud pública», sostuvo el secretario de Estado del saliente presidente Donald Trump.
Los informes de Zhang desafiaron el discurso oficial chino que señalaba que el Gobierno había derrotado al virus cuestionando la capacidad de los hospitales, el acceso a las pruebas del virus en los primeros días de la pandemia y mostrando las agresiones que sufrió por parte de autoridades cuando filmó con su teléfono.
La mujer, de 37 años, fue sentenciada por un tribunal de Shangai por «provocar disputas y problemas».
El portavoz de política exterior de la Unión Europea (UE), Peter Stano, dijo en un comunicado que según «fuentes fidedignas, Zhang ha sido sometida a torturas y malos tratos durante su detención y su estado de salud se ha deteriorado gravemente».
«Es fundamental que reciba la asistencia médica adecuada», recalcó en el documento, que pide la «liberación inmediata de Zhang Zhan» y de otros defensores de derechos humanos detenidos.
Pompeo nunca ahorró duras críticas por el rol chino en los orígenes de la pandemia, que se ha cobrado más de 1,7 millones de vidas en todo el mundo.
El alto funcionario dijo que la censura de China contra Zhang era una evidencia más de cómo un «brote controlable se convirtió en una pandemia global mortal».
Y añadió que «el miedo del Gobierno chino a la transparencia y su continua represión de las libertades fundamentales son un signo de debilidad, no de fuerza, y una amenaza para todos nosotros». (Télam)