Inicio El Mundo Cuba rechaza medidas injerencistas

Cuba rechaza medidas injerencistas

LISTA DE DESIGNADOS "GLOBAL MAGNITSKY"

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, rechazó la actualización de la llamada lista de designados «Global Magnitsky», en la cual el Gobierno de Estados Unidos acaba de incluir al ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR, Defensa), Álvaro López Miera, y una unidad del Ministerio del Interior, de Cuba. Rodríguez, el ministro de Exteriores cubano, dijo que Estados Unidos debería «aplicarse a sí mismo la Ley Magnitsky, por los actos de represión cotidiana y brutalidad policial que costaron 1021 vidas en 2020» en ese país.
Las medidas anunciadas por el Departamento del Tesoro se aplicaron a pesar de las peticiones de integrantes del propio Partido Demócrata de poner fin al bloqueo contra Cuba y abrir un camino de diálogo con La Habana. La Ley Global Magnitsky de 2016, aprueba una «lista de nacionales especialmente señalados y personas bloqueadas» por el Gobierno estadounidense en la cual se incluyen personas naturales y jurídicas por ejecuciones extrajudiciales, torturas u otros crímenes graves.
El anuncio de las nuevas medidas unilaterales se producen por presuntos «abusos contra manifestantes», tras las protestas y disturbios que se registraron en la isla el 11 de julio. La secretaria del Tesoro, Janet L. Yellen dijo que su departamento «continuará aplicando sus sanciones relacionadas con Cuba, incluidas las impuestas hoy, para apoyar al pueblo de Cuba en su búsqueda de la democracia y el alivio del régimen cubano», pero evitó hablar del impacto del bloqueo a Cuba.
En respuesta, el canciller cubano expresó que «Si al gobierno de EE.UU. le preocupara el bienestar del pueblo cubano pondría fin al bloqueo con que intenta asfixiarnos, a las acciones ilegales de injerencia en los asuntos internos de Cuba y a las campañas de desinformación para justificar con mentiras sus medidas de agresión».

Biden.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció hoy nuevas sanciones contra el Gobierno cubano, específicamente para el ministro de Defensa, Álvaro López Miera, y la llamada Brigada Especial Nacional del Ministerio del Interior, por «la represión de las protestas prodemocráticas pacíficas en Cuba que empezaron el 11 de julio»
Al anunciar las sanciones, el presidente Biden fue tajante en su posición hacia el Gobierno cubano: «De manera inequívoca condeno las detenciones masivas y los falsos juicios que injustamente condenan a prisión a aquellos que se atreven a hablar en un esfuerzo por intimidar y amenazar al pueblo cubano para que se mantenga en silencio. El pueblo cubano tiene el mismo derecho a la libertad de expresión y la protesta pacífica que cualquier otro pueblo». «Esto es solo el comienzo; Estados Unidos continuará sancionando a los responsables de la opresión del pueblo cubano», agregó Biden, según un comunicado citado por la agencia de noticias AFP.

Sanciones.
Este mes, la isla fue sacudida por protestas como no se veían desde los años 90, cuando el país atravesaba el llamado Período Especial, su peor momento económico tras la caída de la Unión Soviética, su principal aliado y sostén comercial hasta entonces.
El Gobierno cubano adjudicó las protestas a acciones conspirativas desde Estados Unidos, pero también reconoció la difícil situación económica como el resultado de un cóctel explosivo: el embargo comercial norteamericano, las restricciones a las remesas enviadas desde el exterior y los perjuicios causados por la pandemia, básicamente por la caída de ingresos por turismo.
En los últimos días, el Gobierno cubano aprovecho la renovada atención de la Casa Blanca para pedir que se levanten las sanciones impuestas en la era de Donald Trump, como Biden había prometido en campaña, especialmente la eliminación del tope y las limitaciones a las remesas.
(TeleSur.com/Télam)