Inicio El Mundo Denuncian que dos niñas argentinas fueron asesinadas por el ejército paraguayo

Denuncian que dos niñas argentinas fueron asesinadas por el ejército paraguayo

Familiares de las dos niñas muertas durante un operativo del ejército paraguayo revelaron que las menores tenían 11 años y eran argentinas. Además denunciaron que se trató de un asesinato llevado a cabo por la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) de las Fuerzas Armadas.

Todo ocurrió en un operativo que se llevó a cabo el miércoles pasado contra la organización guerrillera Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). El presidente Miguel Abdo Benitez había presentado como exitoso el procedimiento y, en un primer momento, el mandatario dijo que dos mujeres habían muerto durante el cruce con la organización armada. 

Luego los peritos forenses sostuvieron que se trató de menores de entre 15 y 17 años que formaron parte de la primera línea de fuego del EPP. Sin embargo, sus familiares confirmaron que son hijas de miembros del grupo pero que no integraban la guerrilla. Por estos motivos, según informó Página 12, organizaciones sociales piden al gobierno paraguayo una investigación transparente y desde la Cancillería argentina demandaron al gobierno paraguayo un urgente esclarecimiento del hecho.

Dos niñas.

Genoveva Oviedo Brítez, hermana de Alcides Oviedo, uno de los líderes del EPP, publicó en Facebook los documentos de identidad de las niñas que el gobierno presentó como «abatidas». Una de ella se llamaba Lilian Mariana Villalba y tenía 11 años. La otra menor, María Carmen Villalba, tenía la misma edad. 

Según la información publicada en la red social, ambas eran argentinas. Una de las niñas es hija de Myriam Villavalba, militante del EPP, según confirmó su abogada Daisy Irala. «Solamente me dijo que es hija de ella, no sé si las dos son sus hijas o solamente una. Pero la otra en todo caso sería hija de otra hermana de ella, podría ser hija de Laura, se cortó la comunicación porque ella está en Argentina y lo único que me pidió es que por favor quiere que recuperemos el cuerpito de la criatura», expresó la letrada al sitio C9N.

Oviedo Brítez informó que las niñas no formaban parte de la guerrilla, ni tenían conocimiento militar. «Nosotros, toda la familia, las criamos con mucho amor dada la situación de sus padres. Ellas vivían en Argentina con su abuela», dijo Oviedo al sitio Territorio. Además informó que las menores habían viajado a Concepción para visitar a sus padres y festejar el cumpleaños de uno de ellos. Esto se debe a que los militantes del EPP se mantienen en la clandestinidad desde hace décadas, por lo que tenían escaso contacto con sus hijos.

El operativo.

La información sobre el operativo militar fue entregada a cuentagotas por el gobierno. El presidente fue el encargado de informar que habían dado con la guerrilla en el interior de una estancia en la zona de Yby Yaú, Concepción. «Hemos tenido un operativo exitoso en contra del EPP. Luego de un enfrentamiento, dos integrantes de este grupo armado han sido abatidos», escribió el presidente en Twitter.

Al día siguiente el general Héctor Grau dio más detalles y dijo que al llegar al campamento habían recibido varios disparos y respondieron. Además, informó que como saldo de la balacera dos menores habían muerto y que estaban investigando si podrían ser de nacionalidad argentina. Según el general las muertes se produjeron en dos enfrentamientos distintos. La primera en la entrada al campamento, que estaba siendo vigilada por una de las víctimas. La segunda, según el militar, habría fallecido en otro choque en un sendero al que se habían dirigido buscando escapar de la FTC. También informó que en el lugar encontraron aparatos informáticos, teléfonos celulares, paneles solares y armamento. Una vez dada esta información Abdo Benitez se trasladó al lugar y felicitó al FTC por su trabajo.

El general dijo que las dos jóvenes habían sido enterradas en el cementerio de Yby Yaú, siguiendo los protocolos sanitarios por el coronavirus y sostuvo que se les hicieron las pericias necesarias. A su vez, remarcó que seguían buscando a los guerrilleros que lograron escapar.

En paralelo, se conoció el informe de Cristian Ferreira, médico forense de la Fiscalía del municipio de Horqueta que pertenece a Concepción. Ferreira había informado que una de las niñas muertas tendría 15 años y la otra entre 16 y 17. El médico señaló que una de ellas presentó seis heridas de bala y la otra dos. También dijo que encontraron municiones de varios calibres entre sus pertenencias. 

El viernes el presidente responsabilizó a los padres de las niñas por su trágico final. «Las víctimas son niños expuestos de manera cobarde e irresponsable», dijo el mandatario. El gobierno sostuvo que es parte de la operatoria del EPP utilizar a niños y adolescentes para sus ilícitos.

«Asesinadas por el ejército».

La familia de las menores negaron esa versión y sostuvieron que fueron asesinadas por el Ejército. El sitio Territorio publicó fotos de los cuerpos de ambas donde se las puede ver con uniformes militares. Según Oviedo Brítez, luego de asesinarlas el ejército las vistió de esa manera para disimular un enfrentamiento que no existió.

Por su parte la abogada de Villalba dijo que las chicas nunca pudieron haber participado del combate. «No hay ninguna posibilidad de que hayan hecho ningún tipo de enfrentamiento. Esas niñas de 11 años no pueden cargar los fusiles, no pueden andar enfrentándose con ningún grupo de militares», dijo Irala en diálogo con el sitio C9N.

Por su parte Melanie Vega, directora de la ONG Femi Unidas que resguarda los derechos de las mujeres, señaló que el gobierno debe aportar pruebas para esclarecer el operativo. «En las fotos de los cuerpos de las niñas se puede ver claramente que no tienen 15 o 17 años como dijo el médico forense. Dicen que hicieron pruebas para confirmar que ellas dispararon. Pero ¿dónde están?», sostuvo la activista.

En esa línea, puso en duda haya existido un enfrentamiento armado. «El gobierno dijo que hicieron inteligencia durante meses. El propio presidente manifestó que el EPP son los criminales más peligrosos ¿y no documentaron el enfrentamiento?», sostuvo la militante feminista.

Finalmente, criticó que el gobierno haya actuado con tanta celeridad al momento de decidir el entierro de las menores. «Todos estos elementos nos llevan a pensar que las niñas no fueron ‘abatidas’, sino ejecutadas», sostuvo la directora de Femi Unidas. (Página 12)