Dimitió el presidente paraguayo

BUSCA ASUMIR SU BANCA DENTRO DEL SENADO

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, cumplió con su anuncio de renunciar a su cargo para asumir la banca de senador para la que fue elegido en abril, lo que dará paso a que el país tenga, por primera vez en su historia, una presidenta.
“Presento mi renuncia al cargo de Presidente de la República del Paraguay. Para continuar sirviendo al país desde el Senado de la Nación, cumpliendo con la voluntad popular depositada en las urnas”, anunció ayer Cartes en su cuenta de la red Twitter.
Si Cartes logra que el Congreso le acepte la renuncia, asumirá en el Senado el 1 de julio y la exjueza Alicia Pucheta se convertiría en la primera mujer presidenta del Paraguay.
Ejercerá la jefatura del Palacio de López por algo más de dos meses, hasta el 15 de agosto, cuando entregue el bastón presidencial a Mario Abdo Benítez, el dirigente colorado electo en las elecciones presidenciales de abril.

Debate.
El objetivo de Cartes es asumir su banca de legislador activo tras recibir el respaldo de la Corte Suprema de Justicia a través de un polémico fallo para poder postularse, pese a que la Constitución reserva para los expresidentes plazas vitalicias con voz pero sin voto.
El Senado debe estudiar la nota presentada por el jefe de Estado y aceptar o rechazar su dimisión. Según el diario ABC Color, uno de los principales de Asunción, “los votos en la Cámara alta son muy volátiles y de esto depende el futuro inmediato del mandatario”.
El periódico reseñó que si el Senado no da quórum “o no existen los votos necesarios, su situación jurídica se tornará incierta, ya que no podrá jurar el 1 de julio y deberá terminar su mandato el 15 de agosto”.
La renuncia tiene que ser aceptada por una mayoría de las dos cámaras legislativas, lo que genera incertidumbre ya que no se sabe si en el Senado contará con los 23 votos necesarios de entre los 45 miembros de esa cámara.

“Indignación”.
La oposición rechaza la presencia de Cartes y Afara como miembros activos del Senado, elegidos en la lista del Partido Colorado. Efrain Alegre, presidente del opositor partido Liberal (primera minoría en el Congreso) anunció en conferencia de prensa una movilización popular para evitar que Cartes asuma como senador activo.
“Estamos ante una situación que pone en peligro la democracia en el Paraguay”, advirtió.
“Hacemos un llamado a la ciudadanía para expresar la indignación y repudio a este atropello a la institucionalidad”, puntualizó.

“Largo camino”.
La senadora oficialista Lilian Samaniego celebró que “en contados días Alicia Pucheta puede ser, en forma histórica, la primera mujer en ocupar la presidencia del Paraguay”.
“Ella fue la primera mujer en ocupar el cargo de ministra de la Corte Suprema de Justicia en el 2004. Paraguay tiene un largo camino todavía que recorrer en cuanto a la igualdad de oportunidades”, manifestó.
Sin embargo, la senadora del Partido Democrático Progresista (PDP-opositor) Desiré Masi no comparte en que la asunción de Pucheta represente un avance para la condición de la mujer, pues -alegó- se opone al aborto y defiende ideas conservadoras. “Alguna vez llegar al poder una mujer como tiene que llegar, a través de los votos”, enfatizó. (Télam-AFP)