Egipto sigue el plan de ajuste del FMI

Las autoridades egipcias anunciaron un alza inmediata del precio de los carburantes, que podría llegar a un 50%, en el marco de las reformas preconizadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reducir el déficit público.
Este alza, prevista y temida desde hace semanas, fue anunciada ayer por el ministro de Petróleo, Tarek El Molla. La medida se inscribe en un amplio plan de reformas, cuyo objetivo es reducir la deuda del país.
El precio de las botellas de gas también aumentó aunque en proporciones no precisadas.
Estas alzas, dadas a conocer en plenas celebraciones que ponen fin al Ramadán, tienen como objetivo “corregir el sistema de subvenciones a los productos petroleros y ajustar las distorsiones de precios”, comentó El Molla.
El gobierno teme una movilización social debido a la fuerte inflación existente desde noviembre de 2016, y por el acuerdo de préstamos con el FMI de 12 mil millones de dólares, a cambio del cual el país lleva a cabo un inédito plan de reformas.
Muchos expertos advierten contra una política demasiado brutal que afecte esencialmente a los sectores más vulnerables. (AFP)