El acuerdo que al final no fue

LA CUMBRE DEL G7 FINALIZO EN MEDIO DE UN CLIMA DE TENSION

Donald Trump retiró el apoyo de Estados Unidos a la declaración final de la Cumbre del G7 en medio de una pelea comercial en la que acusó de deshonesto al mandatario canadiense Justin Trudeau.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sorprendió anoche al desconocer por Twitter el comunicado final de la Cumbre del G7, producto de un trabajoso acuerdo entre todos los miembros del bloque luego de dos días de fuerte tensión por las discrepancias que Washington mantiene con sus socios en materia de comercio y ambiente.
Trump anunció su decisión -que no tiene precedente en la historia del bloque- desde el avión que lo llevaba desde Canadá, donde sesionó el G7, a Singapur, donde se reunirá el martes con el líder norcoreano, Kim Jong-un.
“Basado en las declaraciones falsas de Justin (Trudeau, primer ministro canadiense) en su conferencia de prensa y el hecho de que Canadá está imponiendo aranceles masivos a nuestros agricultores, trabajadores y empresas, he instruido a nuestros representantes no adherir al comunicado, mientras revisamos los aranceles a los automóviles que inundan nuestro mercado”, escribió Trump.
Trudeau advirtió en la rueda de prensa que Canadá seguiría adelante con la imposición de medidas recíprocas contra Estados Unidos a partir del 1 de julio y que consideraba “insultante” que Trump hubiera usado el argumento de “seguridad nacional” para imponer aranceles al acero y el aluminio canadienses.

Discrepancia.
Pese a ello, Trudeau, como anfitrión del encuentro del G7, afirmó que había concluido una “cumbre exitosa”, en la que los siete países del grupo habían logrado consensuar un “comunicado final ambicioso”.
Ese acuerdo parecía entonces poco probable, dada la tensión existente entre Trump y sus aliados a raíz de los aranceles al acero y al aluminio que su gobierno impuso a Canadá, Japón y la Unión Europea.
Pese a las discrepancias, los representantes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido habían logrado cerrar un acuerdo contra el proteccionismo.
“Subrayamos el papel central de un sistema internacional basado en reglas y continuamos combatiendo el proteccionismo”, dice el texto que forma parte del documento final. “Nos esforzamos por reducir barreras arancelarias y no arancelarias y subsidios”, agregó el escrito.
Ante estos compromisos comerciales, la canciller alemana, Angela Merkel, consideró que este texto común no resolverá “los problemas en el detalle”, dadas las “opiniones diferentes con Estados Unidos”.

“Más justa”.
Trump -antes de anunciar el retiro del apoyo al acuerdo- había calificado a la cumbre como “tremendamente exitosa”. “Creo que están empezando a estar más comprometidos con una situación comercial mucho más justa”, había afirmado el magnate, antes de abandonar el foro anticipadamente para viajar a Singapur.
“Nosotros queremos y esperamos que otras naciones den un acceso justo al mercado a las exportaciones estadounidenses”, agregó.
En caso contrario, Trump afirmó que estaba dispuesto a dejar de comerciar con aquellos países que mantengan aranceles a las exportaciones estadounidenses, lo que reavivó el temor a una guerra comercial. (Télam)