Inicio El Mundo El director de Charlie Hebdo dijo que no lamenta la publicación motivo...

El director de Charlie Hebdo dijo que no lamenta la publicación motivo del ataque

El director del semanario satírico Charlie Hebdo, Laurent Sourisseau, alias Riss, afirmó hoy miércoles ante una corte especial de París, que no lamenta haber publicado la caricatura en la que se mofaba de Mahoma y que fue motivo del ataque yihadista en enero de 2015, en el marco del juicio que comenzó la semana pasada por el atentado a la revista francesa.

«No quiero vivir bajo la loca arbitrariedad de los fanáticos», dijo el caricaturista, «no hay nada que lamentar» ratificó Sourisseau, informó la agencia de noticias AFP.

La publicación de caricaturas de Mahoma, el profeta del islam, en 2006 habían convertido al periódico en un objetivo de los yihadistas.

Riss, de 53 años, fue gravemente herido en el hombro durante el ataque de los hermanos Said y Chérif Kouachi, que el 7 de enero de 2015 irrumpieron en la sede parisina de Charlie Hebdo y mataron a 10 de sus colaboradores.

HOMENAJE.

Riss, quien tomó el relevo de Stéphane Charbonnier, alias Charb, muerto en el atentado, habló extensamente sobre las circunstancias del atentado y las heridas infligidas por el ataque, y rindió un emotivo homenaje a sus “amigos” dibujantes que ya no están.

Desde el 2 de septiembre, la Justicia francesa comenzó el juicio contra 13 hombres y una mujer -tres de ellos en ausencia- acusados de estar involucrados en el ataque de 2015 contra el semanario satírico y un supermercado kosher en París que marcaron el inicio de una ola de violencia en Europa.

El mismo miércoles, los kioscos de revistas exponían el último número de la revista Charlie Hebdo con una desafiante tapa con una caricatura de Mahoma.

Los autores materiales del ataque fueron abatidos por la policía el 9 de enero en una imprenta al noreste de París en la que se habían atrincherado.

En el ataque de 2015, murieron 20 personas, entre ellas tres de los atacantes, miembros del grupo AQAP, la rama yemení de Al Qaeda.

Ese mismo año, una célula del Estado Islámico (EI) integrada por combatientes franceses y belgas volvió a atacar en París, cuando mató a 130 personas en la sala de conciertos Bataclan, el estadio nacional y en bares y restaurantes.

Las personas que comenzaron a ser juzgadas en Francia están acusadas de comprar armas, autos y colaborar con la logística para cometer los ataques de enero de 2015 y la mayoría asegura haber colaborado creyendo que ayudaban a planear un crimen común; tres de ellos están siendo juzgados en ausencia dado que se marcharon de Francia para unirse a las filas del EI. (Télam).