Inicio El Mundo El hambre, otra pandemia

El hambre, otra pandemia

EL VIRUS PRODUCIRA 14 MILLONES DE NUEVOS INDIGENTES EN LATINOAMERICA

La pandemia de coronavirus podría empujar al hambre a 14 millones de personas durante este año en América latina, advirtió la ONU, al tiempo que el virus se propaga aceleradamente por Brasil, México, Bolivia, Chile, Ecuador y Perú. Mientras tanto, varios países, como Rusia, India y Corea del Sur, debieron frenar la reapertura económica y regresar a las cuarentenas al registrar un desmesurado nivel de contagios. Un día después de que Estados Unidos superara los 100.000 muertos el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU advirtió que se cuadruplicará la inseguridad alimentaria registrada en 2019 en nuestro subcontinente por la destrucción de empleos y el derrumbe de las economías.
Ya hay síntomas de hambre creciente en varios países de la región, donde ciudadanos desesperados violan cuarentenas para procurarse el sustento, mientras cuelgan banderas rojas y blancas sobre sus hogares en un grito de auxilio, advirtió el PMA. Muchos son trabajadores informales, una parte considerable de la fuerza laboral de América latina, pero otros son nuevos pobres que perdieron sus empleos en una recesión económica histórica. La contracción de la economía regional, estimada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) es de 5,3%, la mayor en la historia de la región.

En alza.
En cuanto a la evolución de la pandemia, Brasil se consolida segundo a nivel mundial en número de contagios, detrás de Estados Unidos, mientras la curva sigue avanzando en Perú, Chile y México. Este último registró ayer un récord fatal de 501 fallecimientos, superando las 8.000 muertes por Covid-19 que el gobierno pronosticaba como saldo total de la pandemia y 3.400 nuevos contagios, si bien el presidente Andrés López Obrador considera que existen «indicios» para creer en un pronto descenso de la curva de contagios.
Chile sigue quebrando récords y ayer registró 49 fallecimientos, para un total de 890, y reportó 4.654 nuevos casos, elevando los contagios a 86.943, desde que se declaró la pandemia. Perú, en tanto, es el segundo país latinoamericano con más casos. Ayer sumó 6.154 nuevos positivos (para un total de 135.905) y el gobierno puso en discusión la posibilidad de extender hasta fin de año el toque de queda nocturno que rige en el país, propuesta que ya despierta polémica. Y el gobierno de Bolivia reportó también una cifra récord de 632 nuevos casos, elevando el total a 7.768, con foco principal en el departamento de Beni, fronterizo con Brasil, peligroso vecino que ya superó los 400.000 contagios y las 25.000 muertes.

Recalculando.
Con un registro de 8.000 casos nuevos, Rusia repitió ayer su récord de 174 muertes diarias, en la misma semana que el presidente Vladimir Putin informó al país que había pasado el pico de contagio. El episodio refleja el riesgo de relajar las cuarentenas para reabrir la economía, como pasó también en India, que ayer informó más de 6.500 nuevos positivos, y totaliza ya 158.000 casos contagios y 4.531 muertos. Funcionarios locales aceptaron que en las zonas más afectadas la cuarentena podría extenderse varios meses más.
Otro país que volvió atrás con el relajamiento de cuarentena es Corea del Sur, donde un nuevo foco de contagio preocupa a las autoridades sanitarias, que resolvieron reforzar durante las próximas dos semanas el distanciamiento social en Seúl, tras registrar en la periferia de la capital, un nuevo foco de contagios con 82 casos el peor repunte desde el 5 de abril.
En la capital surcoreana se cerrarán parques, museos, cines y otros espacios públicos y sus habitantes deberán evitar reuniones innecesarias o asistir a bares y restaurantes, además de extremar las medidas de distanciamiento. (Télam)