El huracán “Willa” amenaza, de forma “extremadamente peligrosa”, a México

El huracán Willa se fortaleció este domingo a la categoría 4 de cinco posibles en aguas del Pacífico frente a la costa de México, tornándose “extremadamente peligroso”, mientras se aproximaba lentamente a tierra firme, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Willa seguía elevando su potencia y se ubicaba 340 kilómetros al suroeste de Cabo Corrientes, en México, con vientos máximos sostenidos de 230 kilómetros por hora y desplazamiento de 11 kilómetros por hora, precisó el CNH.

Se espera que el poderoso huracán produzca una marejada ciclónica, viento y lluvias “potencialmente fatales” sobre partes del suroeste y la zona centro occidental de México a partir del martes, indicó el reporte.

“Willa es un huracán extremadamente peligroso de categoría 4 en la escala de vientos de Saffir-Simpson”, agregó.

El meteoro avanzaba con dirección nor-noroeste y se esperaba que la noche del domingo o este lunes diera un giro y se perfilara hacia la costa mexicana.

El gobierno mexicano mantiene una zona de vigilancia desde Playa Pérula, en el estado de Jalisco (oeste), hasta Bahía Tepehuayas, ubicada al norte de Mazatlán, estado de Sinaloa (noroeste), indicó la estatal Comisión Nacional de Agua (Conagua).

Mientras tanto, la tormenta tropical Vicente se localizaba 355 kilómetros al sureste de Acapulco, en el sureño estado de Guerrero.

Vicente presentaba vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora rachas de 85 kilómetros por hora y movimiento hacia el oeste a 17 kilómetros por hora, según datos del CNH.

Deslaves e inundaciones afectaban al sureño estado de Oaxaca desde el jueves pasado, los cuales se vieron agravados por el impacto de Vicente.

Protección Civil estatal indicó que 11 personas habían fallecido desde ese día en diversos eventos en el estado, siete de ellas menores de edad.

El gobierno local suspendió las clases este lunes en 147 municipios debido a los daños ocasionados por las lluvias.

Además, unas 20 comunidades se encuentran incomunicadas a consecuencia de deslaves sobre los caminos e inundaciones, detalló Protección Civil. (NA).