Inicio El Mundo El vicepresidente de EEUU afirmó que "el ataque al Congreso no será...

El vicepresidente de EEUU afirmó que «el ataque al Congreso no será tolerado»

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, condenó hoy «la violencia y la destrucción» que protagonizaron simpatizantes del mandatario saliente Donald Trump en el Congreso y afirmó que «este ataque no será tolerado y los involucrados serán procesados».

Pence presidía la sesión conjunta de las dos Cámaras en la que los legisladores debían contar y confirmar estado por estado los votos del Colegio Electoral para certificar la victoria de Joe Biden, cuando comenzaron los incidentes que obligaron a la suspensión del acto.

«La violencia y la destrucción que tienen lugar en el Capitolio debe detenerse y debe hacerlo ahora. Cualquiera que esté involucrado debe respetar a los agentes del orden y salir inmediatamente del edificio ”, tuiteó el vicepresidente.

«La protesta pacífica es un derecho de todos los estadounidenses, pero este ataque a nuestro Capitolio no será tolerado y los involucrados serán procesados ​​con todo el peso de la ley», agregó.

En sintonía, Ivanka Trump, hija y asesora del mandatario, afirmó en Twitter: «La protesta pacífica es patriótica. La violencia es inaceptable y debe ser condenada en los términos más enérgicos».

Varios dirigentes republicanos se sumaron al repudio de la «violencia» en la que simpatizantes de Trump rompieron el cerco de seguridad, tomaron las escalinatas y la entrada del Capitolio y hasta ingresaran a los recintos de las dos Cámaras.

«La Constitución protege la protesta pacífica, pero la violencia, de izquierda o derecha, siempre está mal», indicó el senador Ted Cruz.

«Los que participan en la violencia están dañando la causa que dicen apoyar», añadió.

«Esto está mal. Esto no es lo que somos. Estoy desconsolada por nuestra nación», escribió por su parte Nancy Mace, representante republicana por Carolina del Norte y que al igual que otros legisladores tuvo que evacuar su oficina.

Otro peso pesado del actual oficialismo, el senador Marco Rubio, contó que los policías «están siendo atacados» por los manifestantes y le mandó un mensaje directo a Trump: «Es crucial que ayude a restablecer el orden enviando recursos y pedirles a quienes hacen esto que se retiren».

«Por favor, termine con esto, la elección terminó», dijo el congresista republicano de Wisconsin Mike Gallagher, en otras palabras dirigidas directamente al presidente y su responsabilidad en los incidentes.

Otro senador republicano, Josh Hawley, que impulsó hoy las objeciones contra el triunfo electoral de Biden, afirmó: «La violencia debe terminar, los que atacaron a la policía y violaron la ley deben ser procesados, y el Congreso debe volver a trabajar y terminar su trabajo».

En tanto, Kellyanne Conway, quien hasta hace poco era una figura muy mediática en la defensa del Gobierno de Trump, exigió a los simpatizantes del presidente que se detengan y suplicó «ley y orden».

El secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, también condenó la situación en el Capitolio y dijo en un tuit que «la violencia en cualquier forma es inaceptable».

«Nadie tiene derecho a atacar ninguna institución federal sin importar su motivación. Los oportunistas violentos deben rendir cuentas. Tenemos una orgullosa historia de resolver nuestras diferencias por medios pacíficos», dijo.

William Barr, que fue fiscal general entre enero de 2019 hasta fines del año pasado cuando se concretó la victoria de Biden en el Colegio Electoral, aseguró que la violencia en el Congreso es “indignante y despreciable». (Télam)