Inicio El Mundo Elecciones anticipadas en España

Elecciones anticipadas en España

SANCHEZ PUSO FIN A UN MANDATO DE OCHO MESES Y MEDIO

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció ayer que España celebrará elecciones anticipadas el 28 de abril, luego de sufrir una derrota parlamentaria que lo dejó sin respaldo en medio de un momento convulsionado para el país, polarizado por el conflicto secesionista de Cataluña y en pleno auge de la ultraderecha.
El líder socialista, quien gobierna con una minoría de 84 diputados desde junio del año pasado, no tenía más salida que los comicios, aunque la decisión sume a España, la cuarta economía de la zona euro, en una nueva etapa de incertidumbre.
El adelanto electoral se precipitó debido a que los partidos independentistas y de la derecha, el Partido Popular (PP) y Ciudadanos, hicieron un pinza en el Congreso de los Diputados para tumbar el presupuesto del gobierno socialista, la ley más importante de la legislatura y la bandera con la que Sánchez defendía el carácter progresista de su Ejecutivo.
«Sin presupuestos uno no puede gobernar», aseguró Sánchez en conferencia de prensa en el Palacio de La Moncloa, sede del Ejecutivo de Madrid, dos días después de quedar en una situación de extrema debilidad.
«España no tiene un minuto que perder, tiene que avanzar, emplear todas las energías. Entre no hacer nada y continuar sin presupuesto o convocar elecciones, elijo lo segundo» explicó.
Sánchez pone así punto final a un mandato de ocho meses y medio que comenzó el pasado 2 de junio tras haber ganado la primera moción de censura exitosa de la historia democrática de España, que desalojó del Ejecutivo a Mariano Rajoy, del Partido Popular (PP), luego de que esta formación política recibió una condena por corrupción.
Los partidos independentistas, que apoyaron la llegada de Sánchez al poder, llevaban meses amenazando con darle la espalda en busca de algún gesto hacia sus referentes políticos presos que esta misma semana comenzaron ser juzgados en el Tribunal Supremo español por rebelión por el fallido intento de secesión de 2017.
El gobierno necesitaba reeditar ese apoyo e intentó negociar, pero el inicio del juicio lo dejó sin margen, mientras el PP y Ciudadanos presionaron a favor de un adelanto electoral acusándolo de «traición» en el Parlamento y en las calles de Madrid, donde junto al partido ultraderechista Vox movilizaron a miles de personas el domingo último.
«Hay derrotas parlamentarias que son victorias sociales. La ciudadanía ha visto lo que este gobierno quiere para este país», dijo Sánchez, quien en el mismo momento en que anunció los comicios dejó claro cuál será su estrategia de campaña sin eludir el conflicto secesionista.
Los socialistas lideran los sondeos, pero los tres partidos de la derecha, PP, Ciudadanos y Vox, en crece, sumarían mayoría.
Vox, contrario a la inmigración, enemigo de los secesionistas y de las feministas, irrumpió en las elecciones regionales de Andalucía en diciembre con 12 escaños, convirtiéndose en la llave que le dio el gobierno a PP y Ciudadanos, una situación que podría reeditarse a nivel nacional.
(Télam)