Inicio El Mundo En Ecuador habrá segunda vuelta

En Ecuador habrá segunda vuelta

INDIGENA AMBIENTALISTA YAKU PEREZ SUPERA AL CONSERVADOR GUILLERMO LASSO

El candidato correísta Andrés Arauz (Unes) se impuso en las elecciones presidenciales del domingo en Ecuador, con un 32,20 % de los votos emitidos, tras haberse escrutado el 97,5% de las mesas. «Es un triunfo contundente en todo el territorio nacional. Agradecemos a quienes votaron por este proyecto», declaró el candidato a la prensa local.
El resultado no fue una sorpresa porque las encuestas previas y los sondeos en boca de urna anticipaban una diferencia de hasta quince puntos sobre el segundo candidato. De todos modos, la identidad del segundo candidato será determinada durante los próximos días, porque el conteo muestra un empate técnico entre el centroderechista Guillermo Lasso (Creo-PSD), que partía como favorito para pasar a segunda vuelta, y el ambientalista indígena Yaku Pérez (Pachakutik).
Lasso, que obtuvo un 19,61 %, perdía el segundo lugar con Pérez (19,79%) por muy pocos votos aunque el conteo rápido del CNE (Consejo Nacional Electoral) mostraba un avance de Lasso tras una actualización de última hora que provocó críticas, aunque esta diferencia comprende una cantidad muy pequeña de votos como para determinar quién pasará a segunda vuelta.
El recuento definitivo tardará aún algunos días y todavía falta por determinar los sufragios de la diáspora: había más de 410.000 ecuatorianos con residencia en el extranjero habilitados para votar. Además de presidente y vice, en estas elecciones el país elegía 137 miembros de la Asamblea Nacional y cinco del Parlamento Andino.

Yaku pide recuento.
Tras confirmarse el empate por el segundo puesto, Yaku Pérez cuestionó los resultados en Guayaquil y pidió un nuevo recuento. «Participamos de estas elecciones exigiendo transparencia, pero a pesar de que el conteo rápido del CNE nos ubicaba en segundo lugar, se acercan y parece que la intención es rebasarnos y dejarnos en tercer lugar», manifestó desde la sede del Movimiento Pachakutik, en Quito.
Pérez convocó a sus simpatizantes y votantes a «permanecer atentos» y movilizarse para que «nuestra voluntad no sea defraudada y que vuestra voluntad se respete», dijo, en referencia a la posibilidad de que el órgano electoral o algún poder político pretendan modificar los resultados.
Arauz, que aspira a convertirse en el presidente más joven de la historia de Ecuador, no logró suficiente ventaja para ser investido en primera vuelta y deberá enfrentar una segunda votación el 11 de abril.
En Ecuador un candidato necesita más del 50 % de los votos para ganar en primera vuelta, o al menos un 40 % con una ventaja de 10 puntos sobre el segundo. El vencedor del balotaje sucederá al actual presidente, Lenín Moreno, el 24 de mayo. Moreno asumió hace cuatro años como un abanderado de Correa, pero luego se volvió contra su predecesor, quien había gobernado Ecuador durante una década y ahora aspiraba a integrar fórmula con Arauz. No obstante, la Corte Nacional de Justicia lo inhabilitó para ejercer cargos públicos, al ratificar una sentencia a ocho años de prisión por «sobornos».
El conservador Guillermo Lasso, hasta el domingo favorito para pasar a segunda vuelta, cuenta tradicionalmente con un voto leal en Guayaquil, aunque ahora parece haberse tornado incierto ese predicamento, tras la aparición de Pérez.

Voto fragmentado.
Según la prensa local, Arauz (que pensaba alcanzar el 40% y no estuvo ni cerca), también cuestionó al CNE por publicar su conteo rápido sin haberlo concluido y advirtió que esta información genera zozobra y controversia «cuando el rol de esta institución es dar claridad y certezas: es una vergüenza lo que han hecho», dijo en referencia al empate técnico por el segundo puesto.
La Ley ecuatoriana requiere una segunda vuelta cuando el ganador no obtiene mayoría absoluta o al menos un 40 % de los votos con una diferencia de 10 puntos sobre el segundo. Entre otros factores, la fragmentación del voto ecuatoriano fue consecuencia de la cantidad inusitada de candidatos que se presentaron a estos comicios: 16 fórmulas presidenciales.
En cuarto lugar quedó posicionado Xavier Hervás (Izquierda Democrática), que debutó como candidato con un sorprendente 16,02 % de los votos.
Otros candidatos fueron Pedro José Freile (2,14 %), Isidro Romero (1,81), Lucio Gutiérrez (1,77), Gerson Almeida (1,69) y la única mujer Ximena Peña (1,53 %). Los siete aspirantes restantes obtuvieron menos del 1% del escrutinio.