Inicio El Mundo Es escasa la presencia trans

Es escasa la presencia trans

LAS POSIBILIDADES DE LLEGAR A CARGOS EN POLITICA SON POCAS

La repercusión mundial que causó la reciente elección de la primera intendenta trans en Francia puso de manifiesto la cuasi invisibilidad de esta población en los cargos públicos a nivel global, con apenas un centenar de victorias en los últimos 40 años en todo el planeta. Marie Cau, de 55 años, se convirtió el pasado 23 de mayo en la alcaldesa de Tilloy-les-Marchiennes, un pueblo de 550 habitantes ubicado en el norte del país.
«Pensé que iba a pasar desapercibida y sólo ser noticia a nivel local, y al final, me sorprendió, me hicieron notas en la prensa extranjera, vinieron medios de todo el mundo, nuestro pueblo nunca fue tan famoso», dijo Cau. Muchos de los titulares de los diarios la destacaron como un «símbolo», algo a la que la flamante intendenta reaccionó con sorpresa. «Primero dije: ‘esto es un no suceso’, porque la persona es elegida en base a un programa y un equipo», declaró Cau, aunque después reconoció que la población Lgbtiq+ vio su triunfo como un signo de esperanza y de normalidad, «porque se dicen: ‘al final es posible'».

Dificultades.
Aunque en la última década el colectivo trans ganó visibilidad y las candidaturas se multiplicaron, las personas trans electas para ocupar cargos políticos son aún escasas en el mundo. En total, entre 1977 y 2016, unas 150 candidatas trans compitieron en comicios en una treintena de países y obtuvieron 75 victorias -incluidas las reelecciones-, según Standing Out, el reporte más exhaustivo hecho al respecto, elaborado por los investigadores Logan S. Casey y Andrew Reynolds.
Si a estos datos se suman los triunfos reportados por los medios durante estos últimos cuatro años, el cúmulo de conquistas electorales trans asciende a 102 en los últimos 43 años. Aunque puede resultar una cantidad considerable, es ínfima teniendo en cuenta los millones de personas que compiten cada año en las carreras electorales alrededor del globo.
Según el informe de Casey y Reynolds, en los últimos 30 años, el perfil típico de un o una candidata trans es el del activismo independiente, alguien que tiene el valor suficiente para presentarse, pero cuyas probabilidades de éxito no superan el 30%. En promedio, casi el 90% de los candidatos en el mundo son mujeres trans, pero de los siete hombres trans que participaron en elecciones, cuatro resultaron elegidos, lo que sugiere que las mujeres trans también son víctimas del machismo en la política.

Argentina.
Al observar estos datos, llama la atención que la receptividad de las personas trans sea mayor en los países latinoamericanos que en Estados Unidos, pese a que la región es la más violenta para con esa población a nivel global, al registrar el 78% del total de homicidios ocurridos entre 2008 y 2019, según el balance del Observatorio de Personas Trans Asesinadas. Sin embargo, América Latina es la región donde más se han incorporado a las legislaciones nacionales los derechos de las personas trans, siendo Argentina uno de los países pioneros.
No obstante, el colectivo trans tiene aún problemas para ser electo a los cargos públicos en el país. Argentina carece de un registro oficial de las candidaturas trans pero, según transcendió en los medios, hubo al menos una veintena en las últimas elecciones nacionales, aunque sólo una ganó, Jessica Ortiz, quien se convirtió en la primera concejala trans de Salta. (Télam)