Inicio El Mundo Escasez de dosis, problema global

Escasez de dosis, problema global

TENSION EN EUROPA Y COLAPSO HOSPITALARIO EN BRASIL

Italia informó ayer que en un día registró 20.159 nuevos contagios, alcanzado una cifra total de 3.376.376 casos desde que comenzó la pandemia, y que con las 300 personas fallecidas el viernes el balance total alcanza a 104.942 fallecimientos en poco más de un año. En Alemania, el aumento de casos provocó que varias regiones quieren extender hasta abril las restricciones obligatorias, a pesar de nuevas protestas y el rechazo de municipios preocupados por la economía, informó Deutsche Welle.
Los gobernadores alemanes se reunirán hoy con Angela Merkel y la prensa ya anticipó un documento elaborado por varios de ellos donde plantean una extensión hasta abril del actual esquema de restricciones. Un acuerdo anterior entre los líderes regionales permite a Merkel dar marcha atrás con una reciente relajación de medidas en regiones que registren más de 100 casos por cada 100.000 habitantes en siete días. El presidente de la Federación Alemana de Maestros (DL) advirtió que podría ser necesario volver a la enseñanza virtual ante la escasez de vacunas y testeos para los docentes.
Reino Unido informó ayer su tercer récord diario consecutivo de vacunaciones al certificar 873.784 dosis administradas en las últimas 24 horas. «En un solo día hemos vacunado al equivalente al total de la población adulta de Liverpool, Southampton y Oxford juntas» explicó el director ejecutivo del Sistema Nacional de Salud, Simon Stevens. «Un enorme agradecimiento a todos los implicados y por favor, vacúnense cuando los convoquen» dijo el primer ministro Boris Johnson.

Faltan dosis.
La escasez de vacunas sigue marcando la agenda de la pandemia. Londres rechazó ayer un eventual bloqueo de exportación desde la Unión Europea (UE), luego de que Ursula von der Leyen (titular de la Comisión Europea) amenazara a la farmacéutica Astra Zeneca con imponer una prohibición de exportación fuera de la UE si no respetaba la entrega de dosis estipuladas por contrato. «Rescindir contratos sería contraproducente», alertó asimismo el ministro de Defensa británico, Ben Wallace, y añadió: «la UE sabe que el resto del mundo mira la forma en que la Comisión se comporta».
Mientras tanto, en medio de un colapso sanitario y la evacuación de pacientes por escasez de oxígeno, el gobierno de Brasil autorizó el uso inmediato de todas las vacunas que entregó a estados y municipios con el fin de acelerar la inmunización y tras haber garantizado una mayor provisión. La autorización fue aprobada por el ministro de Salud, general Eduardo Pazuello, después de que los laboratorios de Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) y el Instituto Butantan confirmaran que podrían entregar dosis todas las semanas.
Hasta ahora, parte del stock brasileño estaba inmovilizado para garantizar la aplicación a tiempo de la segunda dosis a quienes ya recibieron la primera.
Con 11,9 millones de contagios y 292.752 fallecimientos, Brasil es la segunda nación más golpeada por la pandemia que, a nivel global, ya causó 123 millones de contagios y 2,71 millones de fallecidos.
(Télam)

Palestina empezó a vacunar.

El gobierno autónomo palestino inició ayer en Cisjordania la campaña de vacunación para adultos mayores, horas después de que el presidente Mahmud Abbas recibiera su primera dosis. La vacunación, limitada hasta ayer al personal médico, fue lanzada por el primer ministro Mohammed Shtayyeh desde la ciudad de Ramallah y junto al enviado especial de la ONU para Medio Oriente, Tor Wennesland. “Hemos destinado 12 millones de dólares adicionales para procurar vacunas” afirmó y añadió que “el problema no es el dinero sino la disponibilidad de las dosis”.
Más temprano, la ministra de Salud, Mai al-Kailah, anuncio que los primeros en vacunarse serán los ancianos mayores de 75 años, con prioridad para quienes tengan enfermedades de riesgo. Abbas (85 años) recibió el sábado la primera dosis de su vacuna.
La semana pasada, la ANP recibió un primer lote de más de 60.000 dosis de vacunas a través de Covax, iniciativa de la ONU destinada a garantizar la entrega de dosis a todos los países del mundo.
La vacunación coincide con una situación epidemiológica que “genera preocupación” según la ministra, por la suba constante de casos y una fuerte sobrecarga en hospitales de Cisjordania. El vocero del Ministerio de Salud palestino, Kamal al Shajra, informó que se recibieron unas 62.000 dosis, entre ellas 38.000 de la vacuna de Pfizer y BioNTech y 24.000 de Astra Zeneca – Oxford.
Un tercio de este último suministro se envió a la Franja de Gaza, el territorio palestino gobernado por el movimiento Hamas, rival del partido Al Fatah de Abbas. Gaza también recibió unas 60.000 vacunas Sputnik V financiadas por los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y la ANP espera el arribo de 100.000 dosis de la china Sinopharm.
Israel también vacunó a más de 90.000 palestinos que trabajan en Israel, con equipos ubicados en puntos de control y zonas industriales.