Inicio El Mundo "Eso no lo hizo ni Pinochet"

«Eso no lo hizo ni Pinochet»

POLICIA DE BOLIVIA CONTINUABA RODEANDO AYER LA EMBAJADA MEXICANA

Fuerzas policiales y militares apostadas a la entrada de la embajada de México en La Paz agredieron al cónsul y la encargada de negocios de la embajada de España acreditados. Los funcionarios diplomáticos españoles fueron interceptados en el umbral del domicilio mexicano y se conoció a través de la denuncia realizada en redes sociales por la embajadora mexicana, María Teresa Mercado.
«Estoy con la encargada de negocios y cónsul de España en residencia, han detenido su auto con placas diplomáticas, además de haberlos agredido», escribió Mercado en su cuenta de Twitter. Aunque minutos después de haber publicado el mensaje lo borró, la diplomática aseveró que ese acto es una violación a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

Noticia falsa.
Mientras en las redes sociales fue difundida la falsa noticia de que hombres armados habían entrado en la sede al tiempo que autoridades bolivianas y mexicanas trataban de aclarar lo sucedido en medio de un clima de tensión diplomática entre ambos países. Algunos medios difundieron sin confirmación que «supuestos encapuchados intentaron ingresar a la embajada de México en La Paz», y más tarde se pronunció sobre ese incidente violento el comandante departamental de la Policía de La Paz, Julio Cordero.
Cordero informó que los supuestos encapuchados eran en realidad agentes que protegían a la encargada de negocios de España en Bolivia, quien logró ingresar a la embajada mexicana.

Asilados
Desde el 23 de diciembre, México denunció un incremento en el número de elementos de seguridad y de inteligencia de Bolivia afuera de la embajada y la residencia oficial de México en este país. En las sedes diplomáticas se encuentran nueve exfuncionarios que desde el 10 de noviembre pasado pidieron asilo a México, y aún esperan por salvoconductos para salir del país, tras el golpe de Estado que obligó a Evo Morales a renunciar a la Presidencia de Bolivia.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró ayer que en el caso de Bolivia su gobierno seguirá demandando se respeten «la soberanía de nuestro país y el derecho de asilo». El mandatario dijo que la soberanía de México está representada en el recinto de nuestra embajada en Bolivia y exigió a los golpistas que la respeten.
«No se puede violar el derecho internacional», dijo, y reiteró la necesidad de garantizar el derecho de asilo. «Esperemos que se actúe con sensatez y que no vayan a invadir nuestra representación diplomática», pidió. «Eso no lo hizo ni Augusto Pinochet. Vamos a estar atentos y desde luego es un asunto que se va a tratar en organismos internacionales», reiteró.
En cuanto a las diatribas de los golpistas en su contra dijo que no va a caer en provocaciones, y reafirmó su solidaridad con los trabajadores de la embajada a quienes extendió un abrazo fraterno. «Vamos a esperar para que este asunto se resuelva por vía diplomática. No vamos a engancharnos en dimes y diretes. Nuestro nivel no es ese», aseguró. (Prensa Latina)