Inicio El Mundo Estrecho de Ormuz: crece la tensión por buques petroleros

Estrecho de Ormuz: crece la tensión por buques petroleros

IRAN CONFIRMO QUE DETUVO OTRO NAVIO DE BANDERA BRITANICA

Autoridades iraníes confirmaron ayer la retención de un buque petrolero de bandera británica por presuntas violaciones del derecho marítimo internacional, durante el cruce por el estrecho de Ormuz. Según informó la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC) de Irán, la detención del barco cisterna Stena Empire respondió a la solicitud de los puertos de Hormozgan y de la organización marítima del país. El sitio oficial Sepahnews corroboró que el medio de transporte fue llevado a «zona de puerto para proceder con la investigación del caso». De acuerdo con expertos, el hecho sucede en momentos de tensiones vinculadas también a Estados Unidos.
Al decir del ejecutivo británico, los incidentes con los navíos de su país resultan «inaceptables». «Estoy profundamente preocupado por la captura de dos buques por las autoridades iraníes en el estrecho de Ormuz», expuso en un comunicado el ministro de Relaciones Exteriores Jeremy Hunt. La empresa naviera Stena Bulk & Northern Marine Management, operadora del petrolero Stena Impero detenido en el estrecho de Ormuz, señaló que hasta ahora resultó imposible establecer comunicación con el buque.

Liberado.
El propietario británico de un segundo petrolero, el «Mesdar», presuntamente incautado por las autoridades iraníes en el Golfo ayer, anunció que el barco había sido liberado, después de haber sido abordado temporalmente por personal armado. «La comunicación con el buque ha sido restablecida y [el capitán] confirmó que los guardias armados se fueron y el barco es libre de continuar el viaje. Toda la tripulación está a salvo y bien», dijo la compañía británica Norbulk Shipping en un comunicado.
La compañía declaró que el barco con bandera liberiana fue abordado por personal armado hacia las 16.30. No dio más detalles sobre el personal pero dijo que el barco comenzó a dirigirse al norte en dirección a Irán. Hacia las 20.00 el personal armado se fue y el barco pudo continuar su viaje, según la empresa.
De acuerdo con el servicio de seguimiento de petroleros, Marine Traffic, el «Mesdar» se dirigía de China a Arabia Saudita. El gobierno británico acusó previamente a las autoridades iraníes de haber incautado dos barcos en el Golfo, incluido uno británico, pero no los nombró. (Prensa Latina / AFP)

“No hemos perdido ningún dron”
Irán desmintió ayer las acusaciones de Estados Unidos sobre el supuesto derribo de un avión no tripulado iraní (dron) por parte de un buque de guerra norteamericano en el Estrecho de Ormuz. “No hemos perdido ningún dron en el estrecho de Ormuz ni en ninguna otra parte. Me preocupa que el USS Boxer haya abatido uno de sus propios por error!”, dijo el vicecanciller iraní Seyyed Abbas Araqchi, mediante la red social Twitter.
El diplomático respondió así a un reciente pronunciamiento del presidente norteamericano, Donald Trump, que atribuyó al navío de guerra de su país USS Boxer la acción contra el supuesto artefacto en la zona del golfo Pérsico.
En tanto, el presidente estadounidense, Donald Trump, mantuvo ayer su versión de que el buque de asalto anfibio USS Boxer derribó el dron. Trump afirmó ayer en la Casa Blanca que no existen dudas sobre este hecho; “lo abatimos”, agregó sobre el supuesto avión no tripulado del país persa.
El jueves, en declaraciones en la mansión ejecutiva, el gobernante alegó que la Fuerza Naval procedió a derribar el dron después de su acercamiento a unos 915 metros del USS Boxer. De acuerdo con el presidente, cuya decisión en mayo de 2018 de abandonar el acuerdo nuclear con Irán abrió un camino de confrontación marcado por las fuertes sanciones norteamericanas contra Teherán, el artefacto amenazaba la seguridad y la tripulación del barco. El jefe de Estado, quien ha tratado de buscar apoyo de la comunidad internacional a su campaña antiiraní mediante presiones a otros países, calificó lo sucedido de acción provocativa. (Prensa Latina)