Inicio El Mundo Estrenaron serie colombiana sobre vínculos de Uribe con los narcos

Estrenaron serie colombiana sobre vínculos de Uribe con los narcos

Desde el viernes se viralizó en Colombia una polémica serie difundida por Whatsapp: «Matarife: un genocida innombrable», escrita por el periodista y abogado Daniel Mendoza, basada en las supuestas relaciones del ex presidente colombiano Alvaro Uribe (2002-2010) con el narcotráfico y el paramilitarismo. Este singular documental «tendrá cinco temporadas, con capítulos que no excederán los seis minutos aunque hay otros de tres y de cuatro minutos», explicó Mendoza a la agencia EFE.
El guionista agregó que para elaborar el documental se basó en artículos que escribió, en varios libros y diversas informaciones difundidas por medios periodísticos. La serie, creada para ser difundida a través de grupos cerrados en Whatsapp, se estrenó en Colombia el viernes a las 19, y en los próximos días estará disponible en Instagram y otras plataformas.
«No esperaba que se fuera a generar todo esto. Lo hice porque comprobé las relaciones de Uribe con la élite colombiana, el narcotráfico y el paramilitarismo», agregó Mendoza. La serie, que ya fue editada en su totalidad, contó con el apoyo de tres organizaciones no gubernamentales que Mendoza mantiene en el anonimato «por seguridad».

Traducir los hechos.
La intención de Mendoza es «traducirle los hechos a los colombianos para que puedan entender las relaciones entre diferentes agentes de violencia en Colombia con Alvaro Uribe». El actual senador Uribe, fundador del partido Centro Democrático, siempre negó vínculos con el paramilitarismo, la corrupción y el narcotráfico, a los que dice haber combatido como presidente y desde otras funciones públicas.
Sus partidarios se apresuraron a salir en su defensa y, sin mencionar la serie, difundieron días atrás un video que recorre la vida política del ex presidente. Allí recordaron que los narcotraficantes intentaron asesinar a Uribe y ofrecían hasta 500 millones de pesos por su vida, y que el propio Uribe solicitó a la Procuraduría que investigara sus actuaciones en la Aeronáutica y la Alcaldía de Medellín (1982), pero sus miembros «no encontraron ningún mérito» para abrir una investigación.