Inicio El Mundo Evo Morales ganó y evitó el balotaje

Evo Morales ganó y evitó el balotaje

BOLIVIA INVITO A OEA A HACER UNA AUDITORIA DEL CONTEO

Evo Morales consiguió los votos que le faltaban para ganar la elección en primera vuelta. Los cómputos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) le daban ayer a la tarde un 46,85% contra el 36,74% de Carlos Mesa que desconoció el resultado casi con el 100 por ciento de las mesas escrutadas. La ventaja tan apretada es trece decimales superior al 10% exigido para que un candidato se imponga en la elección si no obtiene el 50% más uno de los sufragios.
En varias ciudades importantes se produjeron incidentes entre partidarios de Comunidad Ciudadana, la fuerza que se adjudica haber llegado al ballottage, con la policía. También hubo choques entre militantes del MAS y de la CC en esta capital a las puertas del comando electoral ubicado sobre la avenida Arce.
Los votos de las zonas rurales y del exterior finalmente comenzaron a llegar cuando la oposición liderada por Mesa había empezado a salir a las calles en una especie de vigilia activa y de presión sobre el TSE que tenía cinco días hábiles para publicar los resultados oficiales. Esa situación se tornó visible cuando los militantes de la CC se volcaron sobre el ex hotel Radison donde funciona el Órgano Electoral Plurinacional. Al grito de «fraude, fraude», cercaron el lugar que tenía custodia militar y policial. Adentro, delegados de las fuerzas políticas enfrentadas se increparon ante los integrantes del Tribunal. En un determinado momento, un representante del Comité Cívico Potosino irrumpió de manera prepotente en donde funciona el TSE y tuvo que ser retirado del lugar. Algunos síntomas de violencia ya se habían percibido el domingo cuando un hombre agredió al ministro de Economía al salir de votar y algo parecido le sucedió al vicepresidente Álvaro García Linera, quien fue abucheado en la escuela donde se presentó.
La violencia contra todo aquel que se identifique con el MAS se respira en cada rincón de La Paz. Camino al sur de la ciudad, donde residen las clases sociales más acomodadas en los barrios de San Miguel y San Alberto, esa situación se percibe cuando se dialoga con muchos de los pasajeros del teleférico, una obra maestra de ingeniería del transporte que se construyó durante el gobierno actual. Se puede observar en forma directa ese odio de clase que se define en palabras como «tirano», «indio», «ignorante», todos adjetivos utilizados por los pasajeros para referirse al presidente Evo Morales.

Actas de votación.
Mientras continúa el recuento de los votos, que confirma la victoria de Evo Morales en la primera vuelta, el proceso electoral boliviano entra en su fase dos. Se trata de un partido en la cancha diplomática, donde las partes, gobierno y oposición, comenzaron a mover sus piezas para buscar respaldo internacional. El canciller Diego Pary anunció ayer en conferencia de prensa: «Hemos entregado en Washington una nota oficial a la OEA para que haga una auditoría y verifique una por una las actas de votación…». (Pagina12.com)