Inicio El Mundo Franceses despidieron a Chirac

Franceses despidieron a Chirac

EL EXMANDATARIO GOBERNO PARIS DURANTE DOCE AÑOS

Miles de franceses acudieron ayer al Palacio de los Inválidos en París para homenajear al expresidente fallecido Jacques Chirac, muy popular entre una parte significativa de sus conciudadanos que se identifican con sus cualidades y defectos. El homenaje popular, organizado un día antes de una jornada de duelo nacional y una ceremonia oficial en presencia de numerosas personalidades extranjeras, empezó a las 14.00 con una ceremonia interreligiosa delante del féretro.
Tras el inicio del acto, los asistentes, que esperaban desde la mañana en la entrada de los Inválidos, donde se encuentra la tumba de Napoleón, se dirigieron hacia el féretro de Chirac, cubierto con una bandera francesa y situado al lado de un retrato del expresidente. El fallecimiento de Chirac, «el humanista», figura mítica de la derecha francesa que llevaba años enfermo y no aparecía en público, conmocionó al país que presidió durante 12 años (1995-2007), después de haber sido alcalde de París entre 1977 y 1995.
Desde el jueves, unos 5.000 franceses, algunos de ellos muy jóvenes, acudieron a firmar en los libros de condolencias del Palacio del Elíseo, donde dejaron fervientes elogios y expresaron su «ternura» y admiración por Chirac. El expresidente será recordado por haberse opuesto a la guerra de Irak en 2003, haber reconocido la responsabilidad de Francia en la deportación de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial y por su frase «nuestra casa está en llamas», una alerta sobre la situación del clima lanzada ya en 2002.

Afecto popular.
Según un sondeo publicado en el periódico dominical Journal du Dimanche, Chirac, impopular cuando abandonó el Elíseo en 2007, se ha convertido en el presidente de la Quinta República más querido por los franceses, empatado con Charles de Gaulle. Muchos prefieren olvidar los asuntos judiciales de quien, en 2011, se convirtió en el primer expresidente francés con una condena penal (dos años de cárcel en suspenso, por un caso de empleos ficticios en la alcaldía de París).
El afecto mostrado por sus conciudadanos se debe «más» a «lo que fue» que «a lo que hizo», consideraba por su parte el conservador Le Figaro. «Se ajustó a las permanencias y las contradicciones de un país al que supo encarnar, como hombre de Estado», añadió el periódico, para el que el ex jefe de Estado «era profundamente francés, con sus virtudes y sus debilidades».

Ceremonia oficial.
Hoy, durante la jornada de luto nacional, se celebrará por la mañana una ceremonia reservada a la familia, antes de que se le rindan honores militares, en presencia del actual jefe de Estado francés, Emmanuel Macron. A mediodía se celebrará un servicio solemne presidido por Macron en la iglesia de San Sulpicio de París.
Se espera la presencia de numerosas personalidades extranjeras, con unos 30 jefes de Estado y de gobierno anunciados. Entre ellos estarán el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, el de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el ruso Vladimir Putin, el italiano Sergio Mattarella y los primeros ministros de Líbano, Saad Hariri, y Hungría, Viktor Orban. También acudirán mandatarios de la época en que Chirac estaba en el poder, como el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y el excanciller alemán Gerhard Schröder. A las 15.00 se guardará un minuto de silencio en escuelas y administraciones. (AFP)