Inicio El Mundo Francia y Rusia, se suman

Francia y Rusia, se suman

LAS POTENCIAS APOYAN LA LIBERACION DE LAS PATENTES

Francia y Rusia se sumaron ayer a Estados Unidos y apoyaron una exención de las patentes de las vacunas contra el coronavirus para ayudar a países de menores recursos a conseguir más dosis y acelerar la inmunización en medio de un agravamiento de la pandemia, pero el rechazo de Alemania puso en duda la viabilidad de esta iniciativa.
El giro del Gobierno de Estados Unidos de apoyar una suspensión temporal de las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre la propiedad intelectual de las vacunas cayó como una bomba. Aunque activistas celebraron la nueva postura de Estados Unidos, que hasta el miércoles estaba alineado con países desarrollados que rechazaban la idea propuesta por India y Sudáfrica, la industria farmacéutica puso el grito en el cielo.
El apoyo de Estados Unidos y Francia, dos países con grandes compañías de biotecnología, y Rusia, una potencia estatal en el desarrollo de vacunas, es importante, pero todavía quedan muchos obstáculos por superar, como el rechazo de Alemania, otro peso pesado de los productos farmacéuticos, químicos y de biotecnología.

Apoyo.
La atención se centró ayer en las naciones más ricas de la Unión Europea (UE). Francia fue la primera en manifestar su apoyo, y después vino Italia, pero Alemania echó agua fría sobre la propuesta, aunque se dijo «abierta» a discutirla. «Estoy completamente a favor de la liberación de la propiedad intelectual», dijo el presidente francés, Emmanuel Macron, en París.
Sin embargo, poco después, desde Berlín, el vocero de la canciller Angela Merkel le bajó el pulgar a la sugerencia. «Tiene importantes implicaciones para la producción de vacunas como un todo», afirmó Steffen Seibert y añadió que «la protección de la propiedad intelectual es una fuente de innovación y debe seguir así en el futuro». En Moscú, en tanto, el presidente ruso, Vladimir Putin, también dio su espaldarazo a la idea. «Por supuesto, Rusia apoyaría una idea así», dijo Putin.
Macron, sin embargo, también expresó sus dudas -así como hicieron las grandes compañías farmacéuticas- de que la idea sea la panacea. El mandatario francés destacó que, incluso con una exención de las patentes, las compañías productoras de medicamentos de países como los de África no están equipadas como para hacer vacunas contra la Covid-19, así que por ahora se debería priorizar las donaciones.
Por su parte, el laboratorio alemán BioNTech, que desarrolló una vacuna contra el coronavirus junto a la estadounidense Pfizer, dijo ayer que la protección de las patentes no es la razón que está limitando la producción. El presidente de Pfizer, Albert Bourla, rechazó la propuesta apoyada por Estados Unidos para suspender temporalmente las patentes de las vacunas contra la Covid-19

OMC
Por otra parte, la Organización Mundial de Comercio (OMC) recibió ayer «calurosamente» el anuncio de Estados Unidos de apoyar una propuesta de suspensión temporal de patentes de las vacunas contra el coronavirus, medida elogiada por las demás potencias mundiales y numerosos países que vienen padeciendo la escasez de fármacos para paliar la pandemia. «Recibo calurosamente su disposición de trabajar con los proponentes de la suspensión temporal de las patentes para ayudar a combatir la pandemia de la Covid-19», sostuvo en un comunicado Ngozi Okonjo-Iweala, directora general de la OMC.
«Necesitamos responder urgentemente a la Covid-19 porque el mundo está mirando y hay gente muriendo», alertó la jefa del organismo.

Sputnik Light.
En este contexto por la liberación de las patentes de las vacunas, ayer las autoridades rusas aprobaron el uso de la vacuna de una dosis contra el coronavirus Sputnik Light, que consiste en el primer componente de la Sputnik V, tras estudios que demostraron que presenta una eficacia del 79,4%, anunció el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) que indicó además que la protección también alcanza a las nuevas variantes.
«Este anuncio es para nosotros de mucha importancia porque una vacuna de una sola dosis con una eficacia cercana al 80% permitirá salvar muchas vidas y es clave para muchos países», señaló Kirill Dmitriev, director ejecutivo (CEO) del RDIF durante la conferencia de prensa del anuncio.
El cálculo del 79,4% de efectividad se realizó sobre la base de datos de población rusa que recibió solo una dosis como parte del programa de vacunación civil masiva y no se le aplicó una segunda inyección por diversos motivos, entre el 5 de diciembre de 2020 y el 15 de abril de 2021. Además, las autoridades rusas indicaron que la Sputnik Light «es eficaz» contra todas las nuevas variantes de coronavirus, según los resultados de los estudios de laboratorio del Centro de Investigación Gamaleya. (Télam)